Un día de muchísimo calor así que lo dediqué a ver sitios que estaban en interior.

El primero fue el Museo Toyota, donde exponían desde modelos antiguos hasta los más nuevos de todas las marcas que fabrican. También había simuladores de los sistemas de seguridad que van a incluir en los próximos modelos, tan reales que había que ponerse el cinturón de seguridad. Resulta difícil conducir por la izquierda, siempre rayaba el lado izquierdo del coche porque me situaba mal en el carril…

Después estuve en el edifcio Sunshine city donde fui al acuario, que según la Lonely Planet es el mayor del mundo en un edifcio, y que fue una pérdida de tiempo completa, es una pecera grande y la mitad es al aire libre así que sudé lo que no está escrito.

De ahí me fui a un parque temático freakie como pocas cosas he visto en este mundo pero también divertidísimo, se llama Namjatown, y es una especie de feria con personajes de terror que hasta los niños japoneses se asustaban, y también había un teatrillo donde iban saliendo personajes y cantando haciendo coreografías para que los niños y los padres les acompañaran. Me partí de risa con la versión japonesa de “En Joan petit quan balla”. Lo que peor llevé es no hablar ni una palabra de japonés como para pedirme un supermegahelado en la Ice Cream city que había en el parque, había demasiadas variedades y elecciones que hacer. Al final una tarrina de helado ya envasado que no resultó estar muy buena, se suponía que llevaba coco y parecía que tuviera calabaza.

En la planta 60 del edificio hay un mirador, pero con todas las nubes fue imposible ver el monte Fuji. Sesión de fotos y para abajo.

Sunshine 60

Sunshine 60

De ahí fui a dar un paseo por Otome Road y sus tiendas de Anime y Manga, con todo tipo de merchandising, eso sí, los comics todos precintados para no poder ni hojearlos, que no aprendan en la FNAC.  Siendo día “laborable” apenas había Otaku. Lo que sí vi varias promotoras de cafés de sirvientas, cafés donde te atienden chicas vestidas como tales y se establece un cierto juego de rol (naive entiendo entre cliente y sirvienta), que huyen cuando ven una cámara, una casi se cae al pirarse.

Os pongo la foto de un póster. DBC, te prometó que intenté hacer la foto a una real pero fue imposible. El dái anterior con Yoshi ya nos dijeron que nos le dejaban hacerse fotos si no era para la promoción de la tienda.

Maid café

Maid café

También entré a un salón de máquinas recreativas (ahora no me viene a la cabeza el nombre que le dan), y son enormes, hay muchísimos y están llenísimos de gente, a veces incluso con colas para algunos juegos ( por lo que me parecio ver ).

Y de ahí para el hotel, que empezaba a ser tarde y había que hacer la colada.