Tras despertarme en un autentico apartamento japones y desayunar, estuve ayudando a Yoshi a intentar sacar la letra de un par de canciones flamencas que estaba estudiando. Mas o menos conseguimos sacarla pero no completa.

Sentida despedida de Yoshi al que espero ver pronto en Espanya cuando vaya a estudiar flamenco unos meses. La verdad es que la amabilidad, atencion y hospitalidad de este hombre han sido sorprendentes.

El resto del dia lo pase en Yokohama, visitando la Landmark Tower, el edificio mas alto de japon (sin contar torres de comunicaciones y similares) con muy buenas vistas de toda Yokohama y su bahia. Lo visite dos veces, de dia, en el observatorio pagando 1000 yenes, y por la noche. Subi al Bar que hay en la ultima planta y me dejaron entrar a sacar unos fotos sin pagar la entrada de 2100 yenes que cobraban. Por cierto, que a los japoneses les encantan las norias, por lo que parece!

Yokohama Bay

Yokohama Bay

Conoci a un aleman, Florence, que llevaba desde el 1 de Agosto viajando por Japon y no tengo muy claro que haya disfrutado la experiencia porque se quejaba de la manera de ser de los jap0neses. Decia que eran muy cuadrados… y que lo diga un aleman con la fama que tienen!

Montones de fotos en la zona y luego paseo por China Town en Yokohama, donde mas y mejor ingles me han hablado en Japon.

China Town

China Town

Estuve tomando una copa cerca de la bahia y habia un concierto de guitarra y arpa. A😄 le hubiera encantado. Para pedir bises, no gritan, hacen palmas con un cierto ritmo. A una chica le cantaron el cumpleanyos feliz y se puso loca de contenta, hasta se puso de pie a saludar a todo el mundo.