La mañana la he pasado casi entera en una reserva animal especialmente dedicada al mantenimiento del Demonio de Tasmania, el cual se encuentra en serio peligro de extinción, por verse afectado por un extraño tipo de cáncer, de origen desconocido, y que además es contagioso a través de los mordiscos, muy habituales en época de celo. Si no se hace nada al respecto en unos 20 años se cree que se extinguirán. La vida media de uno de estos animales es de unos 10 años.

En la reserva se les puede ver en semi-libertad, en recintos amplios. Al ser animales carroñeros, se les tiene que alimentar. Su nombre les viene de los ruidos que hacen y que al ser oidos por primera vez se atribuyeron al mismísimo diablo. Aunque no es un animal fiero, su mordisco es el de mayor presión del reino animal:

Diablo de Tasmania

Diablo de Tasmania

Esta demonio, porque es hembra, en realidad está bostezando.

Además en la reserva había aves, canguros, wallabees y pademelons (distintos tipos de marsupial parecidos a los canguros). A los canguros tuve la oportunidad de darles de comer, y la verdad que me lo pasé genial, son la mar de mansos, siempre que no toques a sus crías cuando las llevan en la bolsa.

Canguros

Canguros

Como estaría yo de ilusionado que el responsable de la reserva me pidió permiso para sacarme fotos, así que a lo mejor en breve salgo en el folleto de publicidad de la reserva.

Ya casi al mediodía fui a Port Arthur, antigua cárcel de Tasmania que acogía a los delincuentes reincidentes y a los más temibles. Cogí la audio guía y resultó muy interesante la explicación del funcionamiento de la prisión en la que los presos trabajaban para sustentar la propia prisión e incluso construían barcos. También se aplicaron diferentes sistemas para reinsertarlos y para quebrantar a los más rebeldes.

Port Arthur

Port Arthur

Y a última hora de la tarde, y con una lluvia que iría in crescendo hasta quedar totalmente empapado, me acerqué al extremo sur, lo más cerca de la Antártida que se puede estar en Australia, para admirar los paisajes que desde allí se divisan.

Cabo Raul desde Remarkable Cave

Cabo Raul desde Remarkable Cave