Desde Hobart, una hora de carretera hasta el Mountain Fields National Park, y allí una ruta de 2 horas para ver las Russell Falls y las Lady Byron Falls:

Lady Biron Falls

Lady Biron Falls

pasando por un bosque de Eucaplitus gigantes, de intenso aroma, este año no me congestionaré, seguro:

Tall trees Forest

Tall trees Forest

Después y conduciendo por una pista, durante 20km, hasta una montaña cercana al monte Field y hacia abajo de nuevo, llegué al lago Dobson y paseo a lo largo de su orilla.

Lo mejor del camino, la variedad de paisajes a lo largo de toda la ruta y la conducción por la pista, con mucha arena, y donde el coche culeaba, aún sin correr ( de verdad, papis, os lo prometo que no corría…)

Poquísima gente a lo largo de todo el camino a pesar de ser un parque nacional y del buen tiempo durante la mañana. Tan poca gente había que incluso pude ver un par de Pademelons salvajes, que corrieron del camino principal en cuanto me percibieron.

En la recepción del Parque, me sorprendió lo seriamente que se teman la seguridad, no sólo chequean que sabes donde vas sino que vas equipado adecuadamente. Y en muchos sitios te piden que registres en el diario del parque la ruta que vas a hacer, y cuando esperas estar de vuelta así como el número de personas en el grupo.

Para comer, una Aussie Burger, que tenía todo lo que se puede imaginar, lechuga, tomate, piña, remolacha, queso, bacon, cebolla, salsa barbacoa:

De ahí al lago Saint Clair donde apenas pude hacer un paseo alrededor del Visitor Centre, porque eran casi las 6 de la tarde.

Lake St.Clair

Lake St.Clair

Tras un ratito más de coche, y algunas vistas espectaculares:

Camino a Strahan

Camino a Strahan

llegué a Strahan, un pueblo precioso de costa, y donde tuve uno de esos “OOOppppppssss momentums” en los que el viaje se podía haber complicado. Había reservado por teléfono el hotel y avisado que llegaría después de que la recepción estuviera cerrada por lo que me iban a dejar la llave en un buzón en la puerta de la recepción. Cuando llegué, el buzón estaba vacío…Yo pensaba que había hecho la reserva del hotel enn Strahan, pero el caso es que la había hecho para otro pueblo llamado Cradle Mountains, que se llama igual que el sitio que quería visitar al día siguiente, y tantas ganas tenía que me equivoqué de pueblo. Típico de mí…Afortunadamente, tras visitar 6 ó 7 hoteles, la mayoría cerrados puede encontrar un alojamiento a un precio más que razonable para pasar la noche.

Pero claro con todo esto, el tiempo había pasado y Australia no es España, y los restaurantes cierran a las 9… Y empezaba a acordarme del viaje a Estonia, con cenas a base de ganchitos y patatas fritas. Al final encontré un restaurante donde aún servían comida para llevar, y pude comprar unas vieiras, eso sí, rebozadas, que “grilled” ya no las servían que me comí en la terraza de otro restaurante cerrado, mientras conversaba con unos turistas que estaban recorriendo Tasmania en una autocaravana y que habían viajado por Barcelona antes de que yo hubiera nacido.

De vuelta al hotel, decenas de conejos en el jardín, realmente siente uno que está en medio del campo.