Después de un día de lluvia como no se recuerda en años y que “disfruté” en Fraser Island, tenía que haber cogido un autobús ayer a la 1:25 de la madrugada. Pero debido a problemas en las carreteras tanto al norte como al sur de Hervey Bay el autobús se c anceló.

Afortunadamente, Greyhound llamó a los pasajeros para avisarnos del problema y he dormido en un hotel. Como me alegro de haberme comprado un móvil australiano!!! Otra gente no tuvo tanta suerte y ha pasado la noche en la estación de autobuses, bajo techo eso sí, pero durmiendo en un banco que es incómodo hasta para estar sentado.

Que pena no haberlo sabido antes de coger el ferry en Fraser Island porque me hubiera quedado allí que el resort era una pasada y el ambiente fenomenal.

En una horita el autobús estará aquí para llevarnos a Brisbane, donde iba a estar 6 horas. Veremos que pasa con el resto de buses desde Brisbane.

En todos los años que llevo viajando es la primera vez que se me cancela un transporte, hasta ahora lo más que había sufrido eran retrasos. Una nueva experiencia sin consecuencias y una grata sorpresa que nos hayan llamado para explicarnos la situación.