Bueno, finalmente el jueves me entregaron la maleta, con desperfectos en la maleta eso sí, y después de que la hayan registrado como suelen hacer siempre que una maleta no viaja con su propietario.

Así que he puesto la correspondiente reclamación de daños para ver si me indemnizan tanto por la maleta rota como por el retraso en la entrega. Crucemos los dedos. Por lo menos la maleta se ha recuperado con todo su contenido.

Y este cuento se acabó, por ahora…