Salida hacia El Ferrol por el interior. Siguen sorprendiéndonos las hortensias que se ven en los jardines de muchísimas casas:  Supercoloridas y abundantes.

En Ferrol un paseo por su casco antiguo nos mantuvo ocupados toda la mañana. Y claro, habían empezado las Rebajas así que fue difícil resistirse a hacer alguna compra. Me contuve porque en breve iré a la India y eso sí que son rebajas…

El centro del Ferrol está lleno de casas con balcones cerrados y edificios clásicos.

Casas de balcones cerrados en el Ferrol

Casas de balcones cerrados en el Ferrol

Después de comer carretera de montaña hacia Cedeira, que tiene una playa larguísima y que merecería una parada, y de donde sale una carreterita hacia el Monasterio de San Andrés Teixidor.

Altar de la Iglesia de San Andrés de Teixidor

Altar de la Iglesia de San Andrés de Teixidor

Entre las diversas ofrendas el temario a las oposiciones del Sergas de algún opositor que habrá aprobado. A ver si BY y RM vienen a traer pronto los suyos.

Y de ahí a La Coruña, a descansar un rato al hotel, y luego a pasear por la ciudad antes de cenar. Se notaba que había empezado el fin de semana por la animación en las calles. La zona de tapeo y copas es enorme, va a lo largo de todo el casco antiguo, calles Franxa, Galera, Olmos y Estrella.

La Plaza de Maria Pita viene a ser el equivalente de la Plaza Real en Barcelona y la Plaza Mayor en Madrid: cuadrada, llena de restaurantes y arcos al alrededor.

Arcos alrededor de la Plaza Maria Pita

Arcos alrededor de la Plaza Maria Pita

En A Coruña también hay acampada de indignados.Una de las frases que más me gustaron decía:  “Me sobra un montón de mes al final de cada sueldo”