El pasado 15 de Agosto se convocó una manifestación en Delhi para protestar por la corrupción en la clase política del país. A esta han seguido varias en los días sucesivos y las concentraciones se han mantenido hasta bien entrada la noche. Han sido manifestaciones pacíficas. El tema está siendo debatido en el parlamento. No estoy entendiendo mucho porque las noticias se emiten en Hindi y mi información viene de mi compañero de vagón en el tren.

En el caso de India sí que han surgido varias figuras que se han posicionado como líderes del movimiento. Uno de ellos ha encabezado una manifestación con la boca amordazada para pedir al gobierno Indio que se reúna con él. Otro, miembro del partido Ghandhiano, se ha declarado en huelga de hambre y el gobierno lo ha encarcelado (cosa que no entiendo).

Ayer día 17, al pasar por Mumbai, en una de las plazas había un reducido número de personas con banderas y lanzando proclamas que tampoco pude entender. Parece que el movimiento está teniendo réplicas en otras grandes ciudades en toda la India y que está tomando fuerza. Ayer un canal de televisión le dedicó toda la programación de la tarde.

La India se mueve impulsada por una creciente clase media que ha tenido acceso a una formación mejor que la de generaciones anteriores y que aunque no ha viajado, porque aquí sólo las clases altas se pueden permitir salir del país, está informada de lo que acontece a su alrededor.

Si nos quejamos en España de la lentitud de la justicia, el caso de India es aún peor. Un juicio puede tardar de 10 a 15 años para temas de cierta significancia y hasta 30 para casos civiles y menores. La principal petición al gobierno es que existan mecanismos para poder enjuiciarlos de forma rápida a lo que la respuesta del gobierno es que sólo el Tribunal Supremo puede procesar a miembros del gobierno y parlamentarios.

¿Están llegando estas noticias a España?

UPDATE:  La persona en huelga de hambrte no fue encarcelada por estar en huelga de hambre sino porque se la acusó de corrupción. Pero la acusación no ha tenido base y ya ha sido puesto en libertad. Obviamente, alguien se puso muy nervioso con este movimiento.