Cualquier turista cuando viaja está expuesto a que lo timen y la probabilidad es mayor cuanto más diferente es el pais al que viaja.

Los taxistas son el gremio que más sospechas levanta, y no sin motivo, aunque en todos los gremios hay personas honradas y personas de dudosa moral.

A mí el primer taxista de Mumbai me la coló, fueron tres eurillos pero el amor propio no distingue cantidades. Así fue como sucedió. Muchos taxis en la India son antíquisimos, y los taxímetros son igual de antiguos. Tan antiguos que marcan Rupias y Paisas (céntimos de Rupia). Así que tras hacer el trayecto con el taxímetro marcando al llegar me piden trescientas rupias (5 Euros) cuando el taxímetro marcaba 4 Rupias y 80 Paisas. Le pregunto si está seguro y me dice que sí, así que le pago. El taxista me dice que si quiero me espera y me lleva al siguiente sitio pero yo le digo que no sé lo que voy a tardar ni lo que voy a hacer después y que no me espere. ¡Y menos mal!

El segundo taxi que cojo, también antiguo y habiéndole dicho que pusiera el taxímetro al empezar el trayecto, cuando llegamos saca una tabla que le indica el importe a cobrar a partir de lo que marca el taxímetro, que viene a ser una equivalencia de multiplicar por 100 y dividir aproximadamente por 5. O sea que la carrera con el primer taxista debió costarme poco menos de 100 rupias y no las 300 que me cobró. Lección aprendida.

Y otro timo que he visto hoy en Ajanta es el confundir a los turistas con la ubicación de las paradas de autobuses. El timo que han sufrido 4 turistas con su correspondiente equipaje consiste en decirles que el autobús no para en la misma parada donde los ha dejado sino en una a 2,5 km de allí y que por una cantidad que ha bajado de 60 INR por dos personas a 10INR por persona(40 en total) les acercaban allí. Era absurdo pensar que eso era así porque el mismo bus en el mismo sentido que les había dejado allí esta mañana pero tanto insisten que la gente al final se deja engañar. Obviamente en 5 minutos ha llegado el autobús que los turistas esperaban y que les alcanzaría en la siguiente parada. Supongo que la bajada de precio además se debe a que el tiempo corre a favor de los turistas y que si aguantan lo suficiente el autobús llega y se descubre el timo. Para más cachondeo los problemas locales que intentan ayudar a los turistas se ven coaccionados por los timadores para que se callen y colaboren aunque algunos al ser preguntados informan correctamente.

Estos son los cuatro incautos en un rickshaw (uno compartiendo asiento con el conductor-timador) que se iban la mar de contentos a buscar su autobús. En su defensa diré que la broma les ha costado 0,20€ que francamente bien valen la pena el riesgo si la alternativa es esperar un autobús que no llega bajo un sol de justicia.

P1000444

Ahí queda eso para quien le sirva de consejo. Desde luego el tema del timo en la India está al nivel de deporte nacional. Para que os hagáis una idea hay una campaña en televisión para concienciar a la gente de la importancia de tratar bien al turismo. En la campaña colaboran actores, estrellas del deporte y otros personajes populares. Su “todos contra el fuego” aquí es “todos contra el timo”.

Advertisements