Antes de coger el Houseboat que me llevaría por los backwaters de Kerala, aprovechando que hacía buen tiempo fui a dar un paseo por la playa a ver como trabajaban los pescadores.

Los había que lanzaban sus redes desde la orilla, girando como un lanzador de peso en atletismo, que tengo grabado en vídeo y barcos que salían a la mar y que ya estaban de vuelta.

P1010438

 

P1010450

Había decenas de barcos, todos muy coloridos, como suelen ser las cosas en India:

P1010451

Aquí un señor dedicado a reparar sus redes:

P1010453

Y una señora que lleva pesca a la lonja:

P1010473

Calamares es lo que más se veía:

P1010476

Entre tres cargaban las cestas en la cabeza de los porteadores:

P1010479

Y de la playa a coger el barco con el pasaría casi un dia entero por los backwaters de Kerala:

P1010505

Y hasta pude llevar el barquito un rato, marinero de agua dulce, es lo que tiene ser el único pasajero:

P1010531

Es lo más cerca del paraíso que he estado nunca:

P1010552

En los backwaters los canales forman parte de la vida de la gente. La gente lava la ropa y toman su baño diario:

P1010576

Paisajes bellísimos allá donde mirases:

P1010582

No costaría mucho acostumbrarse a vivir aquí:

P1010583

Y por la tarde, con el barco atracado, un paseo para ver a que se dedica la gente que vive allí. Pude ver como recogían el zumo de palmera. Y digo de palmera porque lo que hacían era poner un jarrón en una rama cortada de la palmera y recoger al día siguiente el jugo que había dejado ir la palmera. Lo vendían puro a 100 INR el litro.

P1010585

Desde luego palmeras no faltaban:

P1010587

Y con esto y poco más llegó la noche:

P1010609

Este era el dormitorio del barco:

P1010616

Y pronto llegó la mañana:

P1010625

La campeona olímpica de 1914 de remo salía a comprar bien temprano:

P1010643

Y al que quiera venir, le recomiendo que no tarde o se encontrará que el paraiso se ha convertido en Lloret de Mar versión Bollywood:

P1010662

La verdad que la travesía en el barco fue de apenas 30 km, haciendo un 8 y siempre por canales principales cuando lo que se ofrecía era entrar por canales más pequeños para poder ver más de la vida de las tribus que viven en los poblados. No deja de ser una turistada pero la verdad es que vale la pena para descansar del ruido de las ciudades y apreciar la naturaleza de la India:

Para quien este tentado a hacer un cambio de vida, un barco cuesta unos 25 lakhs(centenas de millar) INR.

Y por duro que resultara vuelta a los autobuses sin ventanas que cuando llueve bajan las persianas y se convierten en el túnel del terror, camino a Periyar a seguir disfrutando de la naturaleza:

P1010682