El día más largo, y largo de verdad, ya lo iba a ser según lo planeado pero si le añades algunos imprevistos entonces se hace larguísimo y cansado. Pero la recompensa valía la pena, descansar esa noche en Pondicherry y amanecer allí tempranito…De las dos partes una la cumplí…amanecí tempranito llegando a las 4 de la mañana a la estación de autobuses y al hotel a las 4 y media….pero no adelantemos acontecimientos.

Me levanté a las 5 y media para coger el tren de las 6 y media. Compré el billete después de explicar a unos cuantos indios la conveniencia de respetar las colas para sacar billete, algunos nativos se unieron a la didáctica explicación. Cogí el tren y me fui a una zona que no me correspondía, con asientos amplios y mulliditos, pero en la que el billete había que sacarlo anticipado por lo que cuando vino el revisor me mandó a la clase borreguera, nada que ver en cuanto a comodidad. Lo curioso es que normalmente te dejan ampliar el billete a uno mejor dentro del tren pero el revisor no se avino a razones y me tuve que cambiar de vagón. El vagón no sólo iba a rebosar de gente, además los vendedores pasaban por el vagón y a veces coincidían hasta tres.

P1020606

Aún así, volví al vagón donde estaba el revisor y le dije que no entendía que me dijera que no había asientos libres cuando yo estaba viendo que los había y le indiqué que me sacara el billete. El hombre no se avino a razones pero me dejó quedarme en el vagón mientras hubiera sitio. Sentido común 1 – Pereza 0.

Así llegué a Trichy donde había varios templos que visitar interesantes. El primero de ellos por su ubicación, en lo alto de una montaña a la que no se puede subir más que andando, Fort Rock:

P1020635

Al templo propiamente no puedes entrar salvo que seas hindú:

P1020627

pero si a la cúspide donde hay una pequeña imagen donde también se hacen ofrendas, eso sí hay otro tramo más de escaleras:

P1020629

Desde allí se puede ver el otro templo que quería visitar:

P1020616

Y toda la ciudad:

P1020625

También la iglesia de Ntra. Sra. de Lourdes:

P1020626

El templo que se veía a lo lejos es el de Sri Rangam, el más grande de toda India. Tiene 7 gopuram, uno por cada perímetro de su muro. El primer gopuram tiene 73 metros de altura:

P1020638

Los infieles sólo podamos llegar hasta el sexto. El sanctasanctorum cuyas paredes están recubiertas de oro está reservado a los hindúes:

P1020646

También cuenta con importantes estatuas ecuestres:

P1020658

Había un tercer templo Sri Jambukeshwara, dedicado al agua (como uno de los 5 elementos), pero nada novedoso, al menos para el ojo no experto:

P1020684

De vuelta a la estación a coger el siguiente tren del día, que mi trabajo me costó me dieran los horarios de todos los trenes a Thanjavur del día, el conductor del rickshaw, contra mis indicaciones decidió parar a echar gasolina y me hizo perder el tren, así que le rebajé 30 INR lo pactado ( que seguía siendo más de lo que pagaría un nativo por el trayecto). Para sacar el billete tuve primero que buscar cambio porque al séñor de la taquilla no le parecía bien que quisiera pagar con un billete de 500INR un billete de 8INR. El siguiente tren, que además hacia más paradas, era borreguero total, la gente iba como podía. Incluso sentados en las repisas para el equipaje y la carga:

P1020695

Así que yo me inventé un asiento nuevo, sobre el respaldo de dos asientos, que no se les había ocurrido a los indios y que era bastante cómodo, dadas las circunstancias:

P1020701

Así llegue a Thanjavur, que con diferencia, es la ciudad más sucia, maloliente y ruinosa que he visto hasta el momento. En algunos sitios el olor era nauseabundo incluso pasando en el autobús. Por nada del mundo quería quedarme a dormir aquí.

Me informé de los horarios de tren para salir y descunbrí que sólo quedaba uno a las 10.40 de la noche que no iba a donde yo quería sino que desde allí debía coger un bus, así que llegaría a destino a las tantas. Pero ni eso era posible porque no había billetes así que haciéndome un favor el jefe de estación conseguiría un permiso para coger el tren del dia siguiente. Nones. Le indiqué que debía llegar a destino esa noche y entonces levantó el teléfono para intentar meterme en el tren de la noche pero lo único que había era un billete en General, que siempre hay porque no tienes asiento. Curioso que hasta que no dije lo de viajar esa noche no levantara el teléfono, parecía que me hacía un favor inténtando conseguir meterme en el tren del día siguiente por ser un “special guest”. Tienen que currarse más la propina.

Para más cachondeo, en la consigna de la estación no me aceptan la maleta porque no lleva candado…Como le explico que la maleta es de tela y que un candado no sirve de mucho…La verdad es que casi me alegré porque aquella estación con gente por el suelo por todas partes era lo menos limpio que he visto en tiempo. A esta chica la estaba despiojando:

P1020703

Al final, después de comer tirando de Lonely Planet (como para arriesgarse mucho estaba el patio), dejé la maleta en la estación de autobuses, de la que además partía un bus a las 9.40 hacia Pondicherry (mi destino para esa noche). Todo bajo control….

Así que con ganas de acabar pronto, hacia el primer destino, el Palacio de Thanjavur, que no tiene mucho que ver. Lo más destacado la biblioteca “Sarasvati Mahal Library” con importantes libros de todo tipo, desde libros de medicina que explicaban el proceso de diagnóstico en función de la reacción a distintos tratamientos, hasta mapas de Londres y Atlas de todo el mundo o dibujos miniatura y caligrafías de distintos estilos. No photos.

Del palacio destacar sus techos y arcos:

P1020712

Y la subida a la torre:

P1020709

con buenas vistas del Templo de Brihadishwara:

P1020719

que sin ser espectacular es uno de los que más me ha gustado. Primero por ser de color rojizo, en lugar de ese multicolor habitual y después por tener mucho espacio abierto a su alrededor donde la gente podía sentarse a charlar y los niños a jugar. Vi un grupo jugando a “la gallinita ciega”, son unos cachondos los indios cuando les da por hacer broma.

P1020735

P1020744

P1020756

Y después a cenar y esperar el bus, empieza la diversión. Curiosamente, cada vez que pregunté por el bus la respuesta era diferente en algún aspecto, la hora (aunque aproximada) o el número del bus y eso que siempre preguntaba a los responsables de la estación. Pero a falta de 15 minutos para que llegara, el tema tomó un tinte trágico. Resulta que el autobús, según me dicen, no pasa por esta parada de autobús, sino de “la nueva”. Esto quedó claro después de una pequeña discusión entre tres empleados de la estación que al final zanjó el jefe de estación. Afortunadamente, el jefe de estación me dice que el autobús lleva 45 minutos de retraso así que tengo tiempo de sobra para ir a la otra estación. Uno de los empleados me lleva hasta el autobús que enlaza con la nueva estación. Sorpresa que cuando llego a la nueva estación, de nueva no tenía nada, estaba tanto o más decrépita que la otra, pero eso no tiene importancia…..

Pregunto por el bus de nuevo, y me dicen que pasan a las 11 y veinte…. ¡Hombre, no me fastidies! ¡Pero si por radio le han dicho al fulano de la otra estación que pasaba a las 10 y media! Insisto un poco, aunque el señor tenía cara de pocos amigos y le pregunto si es el mismo bus que tenía que pasar a las 9:40 y me dice que sí….la madre que lo alumbró….No me lo creo, así que me doy una vuelta a ver si se acerca a la oficina de la estación alguien más a quien preguntar…. Entonces, otra turista (femenina) se acerca también a preguntar y el tipo sonriendo cual anuncio de Profidén le explica una perorata increíble…Yo sólo quería que aquella chica cogiera el mismo bus que yo….

Me explica Jennifer, que también va a Pondy, que al igual que a mí, cada vez le han dado una respuesta diferente y que ya no sabe que pensar. En esas estamos que se acerca un señor a preguntarnos a donde vamos y resulta ser el Jefe de Operaciones de la Estación, que además habla un correctísimo inglés que tenía ganas de practicar. Nos explica que hay dos buses, uno que pasara en veinte minutos, a las 10:20 p.m, y el de las 11:40 que de momento va según horario. No sólo eso, además dice que ha encargado a uno de la estación que cuando llegue el bus nos avise. Seguimos charlando un rato más y me contó hasta lo que ganaba al mes, no sé si por fardar…$$$$$

Cuando llega el bus, no sólo nos avisan, además nos reservan asiento y nos buscan sitio para las maletas. Entonces la pregunta es, cuanto tarda en llegar el bus a destino. La Lonely Planet decía tres horas y media. A Jennifer le habían dicho 8 y preguntando en el bus nos dicen que 6, que contando que los buses nocturnos van más lentos podía ser.

En cualquier caso, ya poco se podía hacer a parte de escribir un rato y dormir. Y mientras la batería del portátil se acaba…en los Asus aguanta 10h…el autobús va y pasa por la estación de autobuses donde había estado yo esperando durante una hora y pico. Increíble pero cierto…Ni en la propia estación saben los autobuses que pasan por allí… Eso sí, fue una pasada fugaz, yo creo que el que subiera lo hizo en marcha con lo cual ya estuvo bien ir a la otra estación…me consuelo diciéndome.

Al final, llegada a Pondy, totalmente agotado a las 4 de la mañana(5 horas largas de trayecto). El rickshaw me dice que conoce el hotel y que me lleva…. a otro hotel… Y yo muerto de agotamiento…Le digo que tengo la reserva hecha en el otro y el tipo sin inmutarse me dice que como le he dicho Hotel Room que me ha traido al que el conocía, cuando yo le he dicho el nombre de mi Hotel…Le indico de nuevo el nombre y que está cerca de la playa y me dice que sí que lo conoce… pero cuando llegamos no es allí…Ira aumentando….

Entonces, recuerdo el nombre de la calle y el número(sí, culpa mía, pero porque dicen que saben si no saben), y en un momentín estamos. El conductor pide extra-charge por haber dado varias vueltas y yo le digo que ni hablar que me ha intentado engañar llevándome a otro hotel y que me había dicho que sabía cual era el mío y que además tenía un mapa y ni de broma le iba a pagar más de 100INR, pero problema….sólo tengo un billete de 500INR.

Le pido cambio al del hotel y entro con él, y el chófer nos sigue. El del hotel no tiene cambio así que le digo al del rickshaw que me dé los 400 y yo le doy las 500… el tipo refunfuña un poco más…pero al final cede y se va…Supongo que el guardia de seguridad le animó a no buscar problemas.

Formalidades de registro…y cuando entro en la habitación…. el paraíso….huele a flores, cama blandita, agua mineral de cortesia, internet en la habitación, a/c, pantalla plana, baño con mampara y ….sin bichos….¡qué dos días de merecido descanso que me esperan! ¡Qué bien dormí! Y eso que no sabía el buffet de desayuno que me esperaba….