Pondicherry había sido colonia francesa por lo que las calles tenían tres nombres a veces, el nombre inglés, el francés y el idioma local que a estas alturas he perdido la cuenta del que es.

Después del sprint y las dificultades del día anterior, me desperté tarde. Bueno, no es cierto, me desperté a las 9, desayuné como un campeón en el buffet de fin de semana del hotel…Nunca un croissant me había estado tan bueno…ni un zumito…ni una ensalada de frutas….Pero después de dar un pequeño paseo hasta la orilla de la playa y comprobar que la playa no tenía arena, era toda de rocas…

P1020785

me volví al hotel y seguí durmiendo hasta las 5 de la tarde….y oye, sin remordimientos, creo que hacia años que no hacia algo así y la verdad es que lo necesitaba. Si hubiera ido a la playa hubiera sido para echarme una siestecita bien embadurnado de crema para el sol y la alarma del móvil bien cerquita.

Cené una pizza en un restaurante con horno de leña. La decepción vino cuando me dijeron que no tenían ninguno de los postres de la carta… Pues yo quería algo con mucho chocolate y no me iba a dormir sin tenerlo, así que a pasear por el pueblecito a buscar mi postre.

El paseo fue a lo largo del paseo marítimo, valga la rebuznancia, que estaba, a esas horas cortado al tráfico, porque todo el pueblo estaba paseando por allí. La verdad es que estaba coqueto sin estar muy arreglado.

P1020777

De piedra se quedó el maitre del restaurante cuando le dije que sólo quería tomar postre. Primero me dijo que no tenía mesa, pero cuando le dije que sería rápido me buscó una mesita. A gloria me supo la “fondant au chocolat”, eso sí a 4 eurazos… No me fijé en lo que costaba el champagne.

P1020775

Y después de un día duro, nada mejor que irse a dormir temprano para empezar el día siguiente con las baterías a tope, ¿no?. Incluso si el día no ha sido duro tampoco es una mala opción… es de aquellos días en que la siesta ha sido más larga de la cuenta y ya no consigues despertarte del todo.

El dia siguiente también fue tranquilo, después de comprobar los horarios de los buses para el día siguiente, paseo por el barrio francés lleno de casitas muy bien mantenidas o restauradas.

P1020780

P1020783

Mucha preocupación por la limpieza aunque en cuanto te salías del centro volvías a estar en la India. Las calles:

P1020786

y el transporte escolar (éste esperaba más pasajeros):

P1020788

Fui a un segundo masaje ayurvédico, que para mi sorpresa esta vez me dio una mujer, yo tapadito con el taparabos de rigor.

Las fábulas de La Fountaine también han llegado hasta aquí, debidamente adaptadas:

P1020778

Después un paseo por la playa, a 4 km al norte:

P1020792.

y por las casitas de pescadores de la zona:

P1020811

en un estado ruinoso total:

P1020796

Por lo que me pareció, recogían el pescado que la marea sacaba a la playa, y en el que los cuervos (no hay gaviotas) habían estado picoteando:

P1020807

Y al volver a la ciudad, me encontré con un desfile de carrozas con imágenes de Ganesha que iba de punta a punta del paseo marítimo.

P1020832

Cada carroza además de una imagen enorme y multicolor llevaba un montón de pequeñas figuras en la parte trasera.

P1020824

Yo pensaba que se dirigían a un templo cercano que había visto por la mañana. Me chocaba, que la policia controlara que no hubiera demasiada gente en las carrozas. Había que llevar un resguardo rosa, justificante habitual de ofrenda en un templo.

P1020829

Parecía la escena de “The great escape” en que los soldados alemanes buscaban a prisioneros escondidos en los camiones que acompañaban a los prisioneros rusos. Los fugitivos se metían en cualquier sitio.

P1020821

Total, que siguiendo la cabalgata de principio a fin, al girarme descubro que las carrozas avanzan por el muelle del puerto.

P1020845

Y cuando llegan al final del muelle, arrojan las imágenes al mar desde allí.

P1020841

Ahora empezaba todo a encajar: intentar colarse en las carrozas, vigilar que no fuera demasiada gente,…

Todavía quedaba luz para visitar la biblioteca del pueblo que tiene bien pocos libros. En la foto, la mitad de la colección expuesta:

P1020837

Eso sí, la entrada era espectacular:

P1020838

Y también tiempo para llegar hasta el momumento a Gandhi:

P1020850

Y el Ashram de Sri Aurovindo, que parece ser bastante importante en la población, vi tres edificios/recintos que les pertenecían:

P1020858

Encontré un restaurante superchulo:

P1020861

donde había a¡gún tipo de celebración c chicos y chicas, juntos pero no revueltos, lo cual me parece una separación excesiva, incluso para la India:

Y mira por donde, tampoco aquí había postres, así que volví al restaurante de la noche anterior, donde el maitre se acordaba de mi.

P1020863

Y de vuelta al hotel, me encontré con un corrillo de conductores de rickshaw, jugando a una especie de biilar en la que en lugar de taco se usan los dedos, vamos casi como mezcla de billar y Subbuteo.

P1020864

Vale la pena pasar un par de días tranquilos en Pondicherry para retomar fuerzas. En los restaurantes se come muy bien, sin miedo al picante en cualquier plato y en general con mejor cuidado de la ciudad, más turístico y en general algo más caro, incluso algún local con precios europeos.