En los crematorios de Varanasi la explicación sobre el sentido de la muerte y los funerales es amplía por lo que en lugar de incluirlo en el post de Varanasi lo explicaré en este otro post.

El hinduísmo cree en la reencarnación por lo que la muerte lejos de ser motivo de tristeza lo debe ser de alegría ya que es la puerta a una nueva vida. Una nueva vida que dependerá de nuestro comportamiento en nuestra vida actual, lo que dará buen o mal karma. Pero para acabar de garantizar que el paso al Nirvana no se retrasa además se debe cumplir con los preceptos hindús en el funeral.

El cuerpo se lleva a hombros cubierto de túnicas de tonos naranja y brillante y flores al crematorio mientras el cortejo fúnebre canta un himno (que no recuerdo).

P1030654

Ya en el crematorio el cuerpo se sumerge en el río Ganges para purificarlo antes de ser incinerado.

Para la incineración se utilizan unos 300Kg de leña con los que se forma una pila en la que se sitúa el cuerpo que después también se cubre con leña a la que se añade madera de sándalo para dar buen olor. La pila de la foto no es para quemar un cuerpo es el abastecimiento del crematorio.

P1030530

Si quien ha muerto es un hombre el encargado de prender el fuego es el hijo mayor, si es una mujer es el hijo menor o el marido. En cualquiera de los casos, el doliente se debe afeitar la cabeza dejándose sólo un pequeño mechón en la parte de atrás y cambiar sus ropas por una túnica blanca.

P1030556

Entonces tomando ascuas del fuego eterno:

P1030551

que prende en el crematorio desde hace miles de años, cuando Visnu lo encendió, prenderá la pila de leña que consumirá el cuerpo en unas tres o cuatro horas.

No obstante la incineración no suele ser completa y las caderas y la caja torácica se conservan por lo que se compactan y se arrojan al rio junto con las cenizas.

Los cuerpos se incineran habitualmente con joyas y otros objetos preciosos por lo que los responsables del crematorio al arrojar las cenizas al rio las batean cual buscadores de oro y supuestamente esas joyas sirven para pagar la leña de quienes no pueden pagarla.

No todos los hindúes se incineran y no lo hacen por varios motivos. Primero como avanzaba antes, quienes no pueden pagar la leña, son arrojados al rio sin incinerar, pero obviamente, su llegada al Nirvana y posterior reencarnación se retrasa. Afortunadamente, los turistas pueden con sus visitas al crematorio hacer un donativo que sirva para sufragar ese gasto y evitar semejante calamidad de lo cual el karma del turista también se beneficiará. Lo que no explican es que el gobierno construyó un incinerador eléctrico para personas sin recursos económicos.

P1030751

En segundo lugar, las mujeres embarazadas, los niños, los fallecidos por picadura de una cobra, los enfermos de varicela y los leprosos, a los cuales se considera ya puros por su condición o por el sufrimiento anterior a su muerte no requieren ser incinerados. En su caso el cuerpo es arrojado al río con una piedra atada que ayuda a que se hunda el cuerpo.

Otro aspecto curioso y con motivos diversos es que a los funerales sólo asisten hombres. Siendo la muerte motivo de alegría no se debe llorar en los funerales y a las mujeres se las considera demasiado emocionales y sensibles por lo que no se las permite asistir. Además en tiempos antiguos, finales del siglo XVIII si recuerdo bien de la exposición del museo de Gandhi en Madurai, era costumbre que la viuda fuera quemada viva con el marido fallecido. En ocasiones, la viuda saltaba al fuego, en otros casos la familia del marido, que debía hacerse cargo de su manutención, la empujaba. Esto ahora se considera delito, tanto en un caso como en el otro, por lo que si sucediera toda la familia sería enviada a prisión, así que para evitar riesgos y tentaciones no se les permite asistir a los funerales.

A los 10 días del funeral es costumbre que la familia celebre una fiesta que incluye un baño en el Ganges con todos los hombres con la cabeza afeitada incluso los niños (esto es un dato empírico que no me ha confirmado nadie).

P1030559

De la misma forma a los 3 meses, 6 meses y 1 año se hace otra celebración.

En un día el crematorio principal de Varanasi incinera 400 cuerpos por lo que no hay que esperar mucho para ver un funeral, suelen coincidir varios simultáneamente. Si alguien ha hecho números 400 defunciones al día en un año son 146000 fallecimientos… Esto sería una barbaridad para una población como Varanasi con 1.2 millones de habitantes, casi el 10%. Lo que sucede es que muchos hindús vienen a Varanasi cuando sienten que están próximos a fallecer. Los que no, son incinerados en su ciudad (hay un crematorio en cada ciudad) y después sus cenizas son enviadas a Varanasi para ser arrojadas al Ganges. Incluso hindús que viven en Europa, son incinerados en Varanasi.

En cuanto a aspectos más formales, no se esperan 24 horas antes de la incineración, ya que las temperaturas son elevadas y los cuerpos se descomponen rápido.