El tren de Agra a Jaipur ha sido el peor de los que he cogido en todo el viaje. Los pasajeros habían dejado bandejas de comida por el suelo debajo de los asientos y el resultado fue encontrar ratones yendo arriba y abajo del vagón. Con esas compañías la verdad es que pegar ojo no fue fácil pero de puro cansancio uno se duerme. Cuando llegó el revisor eso sí le pedí que mandara a alguien a limpiar aquello indicándole que había pasajeros extra (los ratones) viajando sin billete. Los compis de tren se reían pero para mi sorpresa apareció alguien para retirar las bandejas de comida del suelo.

A todo esto el tren se retrasó por lo que iba a llegar tardísimo a Jaipur y desde el tren me dediqué a llamar a varios hoteles para ver si tenían disponibilidad. Así que cuando llegué a Jaipur ya sabía donde quería ir. La sorpresa fue que al llegar el precio de la habitación se dobló respecto de lo hablado por teléfono. Un curso de ética les iba a dar yo…Por supuesto el rickshaw driver estaba encantado y me ofreció llevarme a otro hotel. Estando en el aire contratar al conductor para todo el día siguiente, lo cual debía ser un buen aliciente para él, acepté. Y me salió genial. Uno de los mejores y más baratos hoteles que he pagado en India. Por supuesto al día siguiente hice el tour con el conductor del rickshaw.

Jaipur es una ciudad bastante grande, más de 5 millones de habitantes. De toda mi ruta es la primera ciudad del Rajastán y es de mayoría musulmana. El estilo de los palacios aunque recuerda a Agra es más árabe y sobretodo más colorido.

La zona noble se concentra en el interior de la Ciudad Rosa que acoge además la zona más comercial de la ciudad.

Desde el minarete de Iswari Minar Swarga Sal:

P1040882

se puede tener una buena primera perspectiva de la ciudad.

P1040875

Y del Amber Fort, que no visité por falta de tiempo:

P1040877

El palacio del maharajá es el lugar más destacado a visitar.

P1040891

P1040908

 

Además hay un grupo de cenotafios de diferentes emperadores casi a las afueras de la ciudad:

P1040950

Y el templo jainí al que se llega desde las escaleras junto al cenotafio además de ofrecer buenas vistas es una excelente forma de comprobar tu estado de forma. Sino porque iba alguien a subir allí para sus oraciones con la de templos que hay en la ciudad. Conocí a un hombre que decía que subía cada semana.

P1040976

donde la deidad estrella es la rata. Esto se debe a que es el transporte de Ganesha. Lo que no entiendo entonces es de donde sale la leyenda urbana de que los elefantes temen a los ratones:

P1040983

Hay también un palacio inundado por la construcción de un lago, el Water Palace:

P1040988

P1040995

Otra de las visitas que no pueden faltar es al Monkey Temple (Templo de los monos) donde los monos se lo pasan en grande saltando a un pilón de agua:

P1050004

posando para los turistas:

P1050019

y cuando los niños les tocan las narices enseñando los dientes:

P1050020

Y para acabar el día un poco de callejeo por las calles de los bazares de la Ciudad Rosa.

P1050024

para entender porque pica la comida india. Si venden el chili por sacos, como no va a picar:

P1050039

Me faltó ir a ver una peli al cine que por lo visto es un acontecimiento importante porque lo habitual es que el público cante, baile y se lo pase pipa… vamos que lo de estar sentado en la butaca como que no les va.