Cuando hablo de Ginebra siempre me acuerdo de HR, el profe de física y química del instituto. Explicaba que en España teníamos la mala costumbre de traducir los nombres de las ciudades y que eso era propenso a originar problemas. Contaba lo que yo calificaría de leyenda urbana sobre unos nuevos ricos españoles que en su nuevo coche se decidieron a recorrer Europa y que llegaron a Suiza con la intención de visitar Ginebra pero que, aunque recorrieron el país de punta a punta y preguntaron, no dieron con ella. Eso sí, en el camino quedaron enamorados de una ciudad a orillas del lago Lehman, Genève, que les pareció una ciudad maravillosa… Corramos un tupido velo…

En Genève vive un antiguo compañero de trabajo y amigo, JB. Como hacía mucho que no nos veíamos, demasiado, le planteé una visita durante el mes de Diciembre para ponernos al día y , por mi parte, conocer la ciudad. Este post da fe de la segunda parte.

Genève no es una ciudad muy grande ni en habitantes ni en superfície pero es más grande en habitantes que en superfície. Si alguien piensa en ir a vivir allí que cuente que encontrar un piso de alquiler le puede llevar incluso meses. Siendo así mucha gente vive en los alrededores e incluso en Francia y va cada día a trabajar a Suiza. Las autoridades han tomado ciertas medidas para ayudar y por raro que pueda parecer, si tenemos en cuenta que Suiza tiene fama de ser un país de ricachones, ¡la ocupación de viviendas no habitadas es legal! ¡Qué tomen nota en España! Esta casa es un ejemplo de casa Okupa en Genève:

Casa Okupa en el centro de Genève

Casa Okupa en el centro de Genève

También hay muchos bancos, y en particular el banco más grande del mundo. No me refiero al HSBC, sino a éste:

El banco más largo del mundo

El banco más largo del mundo

De los otros también hay por doquier. Intenté entrar a uno pero sonó la alarma…

Los cabarets o Gentlemen club también son legales, aunque no intenté entrar… Ya saben el chiste.. .”y de cara?… carísimas”, es lo que me han dicho…

Gentlemen club

Gentlemen club

Los relojes también están por doquier, no sólo en las numerosas relojerías que se ven por las calles y en los anuncios luminosos en los tejados de los edificios:

Vista nocturna del Lago Lehman

Vista nocturna del Lago Lehman

sino que en cualquier lugar aparece un reloj:

Reloj floral

Reloj floral

Y otro de los tópicos que se cumple es la afición por el chocolate:

Sección chocolatera en unos grandes almacenes

Sección chocolatera en unos grandes almacenes

Suiza es también país de inmigrantes. Por las calles se oyen muchos idiomas (además de los cuatro oficiales del país) y por supuesto también mucho español. Fruto de esa multiculturalidad es posible encontrar una majestuosa iglesia ortodoxa como ésta:

Iglesia ortodoxa rusa

Iglesia ortodoxa

Y también como no iglesias calvinistas, como la Iglesia de San Pedro. No, no me he equivocado, se llama así, aunque suene raro, mantiene el nombre de cuando era iglesia católica.  Calvino funda la iglesia Calvinista, lo que suena a un montón de trabajo del difícil, de mucho pensar y escribir y a última hora deja sin cambiar el nombre de la principal iglesia calvinista…

Iglesia de San Pedro

Iglesia de San Pedro

Y el último aspecto por el que Ginebra es conocida mundialmente es por la gran cantidad de organismos internacionales que acoge. Entre los más famosos, la Cruz Roja que se fundó allí y debe su bandera a la inversión de colores de la bandera suiza. Las Naciones Unidas, que visité una tarde:

Edificio de la Asamblea de Naciones

Edificio de la Asamblea de Naciones

Y que poco tiene que envidiar a muchos museos por la gran cantidad de obras de arte que acoge tanto en su interior, como la cúpula de Barceló que está en una de las principales salas de reuniones:

Cúpula de Barceló

Cúpula de Barceló

como a su alrededor:

Mural entorno al edificio de UN en Genève

Mural entorno al edificio de UN en Genève

El más llamativo para mí, éste, reivindicando la erradicación de las minas antipersona:

Monumento a las minas antipersona

Monumento a las minas antipersona

Y por supuesto el CERN donde tuve visita doble. En la oficial, fui al museo donde se guardan secciones de las primeras versiones de aceleradores:

Sección de uno de los primeros aceleradores del CERN

Sección de uno de los primeros aceleradores del CERN

También al nuevo acelerador del proyecto Atlas, del que se habla estos días pues se usa para la búsqueda de la partícula Giggs, la sección es cuatro veces más grande que este mural en el edificio que alberga la sala de control (las escaleras de la derecha os pueden ayudar a haceros una idea del tamaño):

Mural del acelerador Atlas

Mural del acelerador Atlas

sólo vimos la sala de control. Y por último un museo bastante futurista en cuanto a presentación y que además era interactivo y que mostraba, entre otras cosas,  la magnitud de las investigaciones que se llevan a cabo en el CERN y la colaboración necesaria con otros centros de investigación en el mundo:

Museo del CERN

Museo del CERN

Y esta foto se la dedico a mis compis de la FIB. El que no llore viendo esta placa es que no siente verdaderamente lo que significa ser ingeniero y las horas que nos pasamos en las prácticas con el wire-wrap. Eso sí, un pelín chapucero el que cableó esta placa (independientemente de los premios Nobel que tenga, que lo cortés no quita lo valiente):

Protoboard

Protoboard

Y la visita estrella, el Data Center del CERN. El lugar donde nació Internet, aquí trabajaba Tim Berners Lee cuando definió el protocolo HTTP:

El Data Center del CERN

El Data Center del CERN

Y por supuesto las calles lucían abundante decoración navideña:

Navidad en Genève

Navidad en Genève

Cerca de Genève y sobretodo alrededor del lago Lehman hay multitud de pueblecitos que vale la pena visitar. En el lado francés estuvimos en Ivoire:

Ivoire

Ivoire

que es un pueblecito de estilo medieval y totalmente orientado al comercio de productos artesanos de todo tipo y con su muralla bien conservada:

Muralla de Ivoire

Muralla de Ivoire

y en el lado suizo, se encuentra Nion, que pertenece a un cantón con régimen fiscal privilegiado y donde tienen su mansión personajes como Fernando Alonso:

Nion

Nion

Pero sin duda lo mejor que tiene Genève son las vistas que desde cualquier punto se tienen de las montañas cercanas:

Vistas de las montañas al atardecer

Vistas de las montañas al atardecer