Ningún viaje puede considerarse completo hasta que se han leído algunas obras literarias del país. Me traje algunos deberes de la India que hasta hace poco no había podido completar pero finalmente los he acabado.

El primero de los libros me lo recomendó una chica de Couchsurfing en Bangalore, y lo compré en un puesto callejero de segunda mano en la misma ciudad. No recuerdo lo que pagué por él, pero creo que no fue más de 2 euros. El libro se titula The White Tiger 20130108-010204.jpg y es una novela sobre la vida de un joven indio que a pesar de tener la capacidad y la voluntad para estudiar no puede hacerlo por su entorno familiar y social. El joven busca entonces alternativas para progresar, intentando buscar las vías que la sociedad le deja abiertas. Muestra una visión muy descarnada de la India más cruda, su sociedad, sus clases dominantes y aunque no en profundidad, las castas.

El segundo de los libros no podía ser otro que de Mahatma Gandhi, sin duda la figura más relevante en toda la historia. A él se debe la independencia de la India del Imperio Británico.
El libro es una autobiografía titulada My experiences with truth 20130108-010524.jpg. El libro cubre desde su infancia y juventud hasta los inicios de la lucha por la Independencia de la India. Lo que más me ha llamada la atención es la sincera confesión de todas las dificultades que el joven Gandhi tuvo que afrontar durante su estancia en Inglaterra para estudiar. De carácter tímido y con convicciones morales y religiosas muy fuertes no fueron pocos los esfuerzos que tuvo que hacer para adaptarse a una sociedad donde, sin ir más lejos, el vegetarianismo era practicado por muy pocos. Su etapa como hombre dedicado al bien público se inició curiosamente en Suráfrica, luchando contra las leyes injustas que afectaban a los indios que habían emigrado a aquel país. Allí consiguió sus primeras victorias haciendo uso de la resistencia pasiva y la no cooperación con las autoridades y siempre manteniendo un elevado sentido de la equidad y la verdad. Esto le dio fama en India y a su vuelta no tardó en convertirse en miembro destacado, aunque pocas veces líder, de movimientos populares contra la opresión del Imperio Británico. Gandhi investigó también en el campo de la nutrición y la medicina, experimentando consigo mismo y sus amistades e incluso su familia. Rechazaba el uso de medicamentos y mantenía su estricta dieta incluso contra la opinión de los médicos que le asistían en momentos de grave enfermedad. Consiguió ciertamente algunos éxitos, o al menos sobreponerse a muchas enfermedades graves, pero no sin gran sufrimiento y cierto riesgo para su vida.

Sin duda, hay muchos otros libros que se podrían leer sobre la India, seguramente alguno más caerá, sobre budismo e hinduismo probablemente, pero por el momento he empezado con 1Q84 de Murakami que me está resultando altamente adictivo desde las primeras páginas.