Las dos siguientes etapas del viaje van a transcurrir por la costa del Pacífico. Las playas que se suceden son innumerables y cada una tiene un encanto particular.

Playa Hermosa, cerca de Uvita, no se destaca por tener el nombre más original porque hay otra playa con el mismo nombre cerca de Jacó, pero sí por sus arenas negras, sus aguas cálidas y poco profundas aunque agitadas por oleajes persistentes.

P1100277

Domenical es la siguiente playa donde hicimos escala. Es una playa surfera donde además hay un mercadillo de artesanías. Domenicalito es, a pocos kms., mucho más tranquila…

P1100283

En Quepos tuvimos la oportunidad de ver a un perezoso que se había perdido y se había encaramado a una valla. Ni la multitud que se congregó a su alrededor, ni la policia que intentaba que se fuera de allí para que los perros del pueblo no lo atacaran consiguieron, en un buen rato, que el animal se moviera.

P1100291

De Quepos a Manuel Antonio se suceden los restaurantes, bares y hoteles a lo largo de la carretera. El ambiente es mucho más turístico y contrasta con los pueblos que hemos visto hasta ahora donde los hoteles, siendo numerosos, todavía pasan desapercibidos.

La reserva de Manuel Antonio se visita en un par de horas si no se pasa tiempo en las playas. Las iguanas y los agutis son los animales más abundantes en ella.

P1100312

Las playas y las vistas sobre el mar son espectaculares:

P1100318

Es una visita muy popular por su fácil acceso. Los senderos son amplios en su mayor parte y hay plataformas y escaleritas en los tramos que discurren para alcanzar lo más alto de las colinas y acantilados del parque. Afortunadamente llegamos pronto porque a media mañana aquello parecía Las Ramblas:

P1100357

El bichejo más llamativo que vi fue esta preciosa serpiente que discurría por las ramas de los árboles al borde de la playa. La risa es máxima de pensar que hubiera pasado si cae sobre algún turista que estuviera tranquilamente tomando el sol… Un par de metros de largo los tenía.

P1100354

El resto del día discurre tranquilamente hacia La Fortuna, a través de varias playas. Jacó es de ellas la más bonita pero para compensar la que tiene más urbanización a su alrededor. El pueblo es la versión costaricense de Lloret…

P1100392