Devolver el coche de alquiler ha sido una odisea… La agencia debía mandar alguien a buscarlo a Cariari, donde cogíamos el bus a Tortuguero. Por lo visto, esa persona tuvo algún imprevisto y no llegó. La agencia nos sugiere buscar un “parqueo” y dejarlo allí. La idea no mola pero afortunadamente en el pueblo, aunque cueste de creer, no hay parqueos. Así que se me ocurre dejar el coche y las llaves en la comisaría de policia.

P1100584

El oficial de guardia se lo piensa…y acepta..a condición de que lo recojan antes de la 1. Victoria!!! Después de hablar el propio oficial con la agencia de alquiler, queda con ellos en que si hace falta se lleva el coche a su casa esa noche y lo vuelve a traer a la mañana siguiente. Eso sí, antes de coger las llaves inspeccionó el coche para ver que estaba en perfecto estado. La amabilidad de los ticos no tiene límites…prueba a hacer lo mismo en España. De premio para el policia..una chocolatinas traídas directamente desde España…

P1100606

El viaje a Tortuguero se completa en un recorrido de una hora y media en barco a través de canales fluviales… en dos palabras… espec-tacular!

P1100622

El pueblo es apenas un puñado de casas, de las cuales el 90% son Cabinas(alojamientos) o restaurantes. Los caminos son de tierra y se forman charcos y barrizales a poco que llueve. Se respira tranquilidad.

Lo que no se respira es buen rollo. La competencia por los turistas para ofrecerles tours y alojamientos es encarnizada y todo vale. Durante el trayecto en bus hablé con un guía que nos invitó a visitar su oficina a la llegada. Esperándonos estaba un empleado del hotel, que no se identificó como tal y que no llevaba el nombre de nuestra reserva en el papelito, donde llevaba otros nombres. Así que, dispuestos a encontrar el hotel por nuestra cuenta salimos del embarcadero y nos fuimos a la oficina del guía. En segundos aparece un tipo pegando gritos por teléfono y explicando a quien había al otro lado que “nos habían obligado a ir a la oficina de esa agencia y nos estaban acosando”… Todo falso. El guia no parpadea, no sube la voz y le digo al tipo que su presencia no es necesaria y seguimos hablando. En menos de un minuto, quien estaba al otro lado del teléfono, aparece también en la puerta de la oficina pero no interviene. Espera a que acaben de informarnos para acompañarnos al hotel. Por supuesto, en el hotel nos ofrece los mismos tours…sólo que más caros. De las dos noches que íbamos a pasar en el pueblo, sólo pasamos una en el hotel..al día siguiente nos cambiamos…no había buen karma mirado bajo ningún prisma. No en vano al Parque Natural se le conoce como Tortuguero S.A.

Cosas curiosas … los centros de belleza se llaman Pañaleras… En uno de los comercios locales en el escaparate tenían colgada la lista de morosos…con nombre de la persona, de su negocio y el importe… A algún desalmado se le ha ocurrido llevar a un Huskie Siberiano al Caribe.. el perro estaba echado en el suelo con todo su abdomen en el suelo y una pierna hacia cada lado. Mucho salvar a las tortugas… pero nadie se acuerda de los Huskies.

A nuestro guía le compramos el pack completo; caminata nocturna, safari en canoa, canopy y safari a pie…

P1030824

Lo mejor el safari nocturno y sobretodo poder ver el contraste al pasar al día siguiente por el mismo sitio…totalmente diferente, incluso la flora.

P1100675

P1100668

El paseo en canoa totalmente recomendable, meterse en los canales y ver todo desde dentro pero sin molestar es increible.

P1100684

P1100714

P1100790

P1100706

Muy interesantes los nidos de oropéndulas. Los construyen las hembras mientras los machos se dedican a canturrear todo el día. Para construirlos, no son muy solidarias y se dedican a robar ramitas de otros nidos. A pesar de eso, el resultado es formidable y uno de esos nidos no pude romperse si dos personas lo cogen y estiran desde cada uno de los extremos. Ingeniería animal.

P1100784

El viaje de salida de Tortuguero hacia Limón también es en bote. Pero dura 4 horas casi y la verdad es que se hace un poco pesado aunque también se ven muchos animales. La verdad da tiempo a echarse una siestecita, a ver el paisaje, leer la guía de viaje…