La búsqueda de piso es siempre una aventura más cuando te encuentras en un país nuevo y estás viviendo en un hotel. Uno tiene ganas de abandonar la temporalidad de la situación y poder deshacer la maleta sabiendo que no va a tener que moverse en una buena temporada.

En mi caso nunca había buscado piso de alquiler antes con lo cual todo era nuevo pero my wife si que lo había hecho en España y la experiencia no tiene nada que ver. El principal punto es que la oferta-demanda está invertida y que mientras que en España a un buen potencial inquilino lo persigues para que alquile tu piso, aquí ni los propietarios ni los agentes immobiliarios muestran demasiado interés, pocos devuelven llamadas y sólo uno nos llamó para responder a dudas que le habíamos planteado. Hay muchísima demanda y no necesitan hacer más.

Para empezar, cuando quieres ver un apartamento para decidir si te interesa te debes ajustar a un horario de visitas. Cada apartamento está ‘open for inspection’ durante 15 minutos por lo que en el tiempo que lo visitas es fácil encontrarse con otras personas que también lo van a ver. En algunos casos nos hemos encontrado hasta 30 personas en un apartamento/estudio… la broma era obvia… aquello era el camarote de los Hermanos Marx pero en versión cortometraje. Además cuando las visitas eran los sábados había casi una ruta del buscador de pisos porque la misma gente nos íbamos viendo en varios pisos a intervalos de 15 minutos. Como pasa en los restaurantes de carretera, si en el piso que has ido a ver no hay más gente… desconfía.

Y el tema de la desconfianza no es porque las fotos te lleven a engaño, hemos visto fotos bastante, bastante malas… que cuando hemos visto el piso nos ha sorprendido muy positivamente, ni en eso se lo curran mucho.

En cuanto a los apartamentos en sí, predomina muy ampliamente la moqueta lo cual con la climatología de la zona, bastante calurosa, y a falta de vivir aquí durante más tiempo, no tiene demasiado sentido. No hay muchos apartamentos amueblados, son minoría, lo cual para nosotros era importante porque hasta no estar establecidos no queríamos embarcarnos en comprar muebles.

Normalmente, cuando la gente llega a Sydney, se repite el patrón, primero se quedan por el centro y después se mueven hacia los suburbs una vez conocen más la zona y saben donde van a trabajar. Sydney en sí es muy pequeño si nos quedamos solo con el código postal 2000, el resto son pequeñas ciudades que están pegadas a Sydney. Aún no tengo muy claro que es lo que abarca el municipio.

Para buscar apartamento, las principales webs son realestate y domain. Allí se anuncian todas las immobiliarias y realmente con estar atento a una de ellas es bastante porque son los mismos pisos repetidos. Si uno busca compartir piso entonces las webs de referencia son Gumtree  y otras como flatmate. Es importante estar atento porque hay pisos que duran muy poco anunciados.

Los alquileres son por un mínimo de 6 meses, aunque se puede acordar un plazo más largo al principio. Si decides marcharte antes debes seguir pagando el alquiler hasta que encuentren a un nuevo inquilino. Esto en España sería tanto como decir que pagas por el resto del plazo pero aquí hemos visto que lo vuelven a anunciar enseguida y lo alquilan en cuanto pueden.

Una vez uno ha encontrado un piso que le gusta debe hacer una application para que la agencia y el propietario decidan si quieren alquilarte el piso. Se deben aportar referencias de caseros anteriores, extractos bancarios que demuestren solvencia, contratos de trabajo, certificados de matrimonio…. cuanto más garantías dés más fácil es que te escojan, y por supuesto cuanto más tiempo te comprometas mejor… a nosotros nos quitaron un apartamento porque otros ofrecían quedarse más tiempo.

Si te aceptan, se da un depósito de 4 semanas que queda como fianza, y se deposita en lo que viene a ser la cámara de la propiedad, y se firma el contrato. Hay un inventario de bienes y estado del apartamento que se debe revisar y devolver en una semana.

En cuanto a los suministros, el propietario paga el agua y el inquilino gas, electricidad e Internet/teléfono. Para la conexión se puede hacer a través de empresas intermediarias que te hacen la gestión y supuestamente te informan pero la verdad es que no dan mucho detalle de nada e incluso para saber las distintas tarifas se limitan a referirte a las webs de los proveedores. Aunque visto que comparando tarifas todas son prácticamente iguales la comparación no tiene mucho sentido. El pago de las utilities no se domicilia obligatoriamente, te mandan la factura y tú lo pagas por transferencia mediante un sistema que se llama BPAY.

En cuanto a los precios del alquiler, un apartamento de una habitación o un estudio en la zona centro puede costar unos 600$ de media. ¿Os parece barato? Pues no lo es, ese importe es semanal, no mensual…. Se debe contar que va a costar entre dos y tres veces lo que pagarías en Barcelona.

El servicio de Internet no es particularmente barato sobretodo si quieres una tarifa ilimitada. Por 55$ tienes 30 Gb, por 80$ 200 Gb y por 100$ ilimitado, cuotas de alta aparte.

En nuestro caso, no exageramos si decimos que hemos tenido que visitar más de 30 pisos así que hay que armarse de paciencia, tener claro que zonas te interesan ( el transporte público es bueno en general pero en algunas zonas el tren puede pillar lejos y la frecuencia de autobuses puede ser baja) y no pensárselo mucho cuando ves algo que te gusta porque en el tiempo que tú vuelves al hotel y rellenas la application otro puede hacer el deposit…y también nos pasó a nosotros.