Category: tecnología


Recientemente pasé unos días en Suiza, visitando a un buen amigo. Me llevé una grata sorpresa al descubrir que la electrónica allí resulta mucho más barata que en España. Los Ferraris creo que también son más baratos, a juzgar por el gran número de ellos que pude ver paseando por la ciudad, pero no pude constatarlo porque… yo soy más de Jaguar.

Volviendo al tema de la electrónica, incluso productos cuyo precio viene marcado por el fabricante son más baratos que en España, por ejemplo Apple. Así que no me puede resistir a comprarme un iPad2. Para poner números, el iPad2 32 Gb, cuesta actualmente en España 699€. En Suiza su precio es de 749 CHF que al cambio del momento eran unos 610€. Además hice la compra Tax Free. El IVA allí es del 8% pero al tener que incluirse unos gastos de gestión me ahorré sólo 37CHF, con lo que el juguetito me ha salido por 580€.

Tax Free logo

Tax Free logo

Para hacer la gestión basta ir con el pasaporte a hacer la compra a un comercio que admita esta modalidad de compra. En mi caso me dieron el ticket que debía mostrar en el aeropuerto y un mapa que supuestamente indicaba donde hacer el reembolso, pero no fue tan fácil ya que cuando llegué a la oficina, pasado el control de Seguridad del aeropuerto, me mandaron a la aduana.

El aeropuerto de Ginebra tiene dos aduanas, la francesa y la suiza. Hay que ir a la que corresponda según donde hayas hecho la compra. En mi caso la suiza lo cual implicó volver a salir del aeropuerto, hacer el trámite y volver a pasar el control de seguridad, para ir de nuevo a la oficina de Tax Free, que por cierto era la oficina de cambio de American Express, pues en la “oficial” no había personal.

En la aduana, teóricamente, según pude leer luego, han de comprobar que las mercancías van con el viajero pero en este caso no lo chequearon y me sellaron el recibo sólo comprobando mi pasaporte. También es importante recordar que hay un período máximo para poder hacer el reembolso. En el caso de Suiza es de 90 días, desde la fecha de compra.

Y para acabar, un último consejo, nunca compréis un teclado fuera de vuestro país, la distribución de las teclas varía sustancialmente, no sólo por los acentos y la ñ, también otras teclas cambian. En el caso de Suiza por ejemplo la Y y la Z están intercambiadas.

Aquí podéis leer más al respecto.

La verdad vale la pena escaparse un fin de semana a Suiza si uno tiene pensado comprar electrónica porque la diferencia de precio te paga el billete de avión y la estancia (dependiendo de lo que vayas a comprar, claro está).

Advertisements

Blog Desk

Francamente no tengo muy claro lo que me voy a encontrar en la India. Como se suele decir: en casa del herrero, cuchillo de palo. Un país en el que se genera mucha de la tecnología que disfrutamos en todo el mundo, dado su desigual grado de desarrollo es muy probable que él mismo no la disfrute o no a lo largo de todo él.

Por eso, he buscado, inspirado por la pregunta de AT que a veces creo que lee mi mente antes de que se materialicen mis ideas, un editor offline de blogs para poder seguir escribiendo regularmente incluso cuando no tenga acceso a Internet disponible.

De entre TODOS los que he investigado el que parece más completo es BlogDesk, que es con el que estoy escribiendo este post. Si veis el post es que funciona muy bien.

blogdesk-button-1

Es más, el editor y el mecanismo para subir imágenes es más amigable, aunque no tiene en cuenta algunas opciones de WordPress.

Si eres de los que haces fotos de forma compulsiva y te cuesta recordar los nombres de cada uno de los sitios que has visitado la tecnología tiene soluciones para ayudarte. No me refiero a milagrosas píldoras para la memoria, ni a un socorrido bloc de notas sino más bien de incorporar información de la localización a la propia foto.

La manera más fácil por supuesto es tener una cámara que incorpore GPS y que añada la información a la fotografía como parte de su información EXIF las coordenadas desde donde se tomó la fotografía. Por supuesto, esto incrementa el consumo de la cámara por lo que llevar el GPS activado debe hacerse con moderación y activarlo sólo cuando queremos (o nos acordamos) requiere esperar un tiempo hasta que la cámara se sitúa.

Existen otras opciones que pueden ser más o menos interesantes dependiendo de cada caso cada una con sus ventajas e inconvenientes.

Google Latitude es un servicio que permite situarte geográficamente en base a la posición reportada por tu dispositivo móvil, el cual obtiene la posición del GPS que incorpore o en otros casos a través de triangulación de la posición de las antenas móviles alrededor. Se requiere que tu móvil vaya guardando la posición en un histórico que no tengo claro si se guarda en tu móvil hasta que tienes conectividad para volcarlo a la web o si se envía directamente a la web de Latitude. En cualquier caso, necesitas tener una tarifa de datos en el lugar donde te encuentres…. ¡Peligro tarifas Roaming!

Y la última opción es contar con un GPS de montaña, que registra tu ruta y te permite descargarla en múltiples formatos, o convertirla posteriormente.

Para combinar la información existen varias aplicaciones que a partir de la fecha de captura de la foto, toman la información de geoposicionamiento y la incorporan. El único requerimiento, pero importantísimo, es que la hora de la cámara esté sincronizada con la del dispositivo que proporciona la posición. Un ejemplo de aplicación que hace esta función es Panoramio que además publica las fotos en su portal y las hace disponibles a tus amigos.

Y como muestra un botón, aquí está la primera foto geoposicionada que he tomada y además en modo panorámico:

Parc Diagonal Mar

Parc Diagonal Mar

UPDATE: ¿Qué como la he hecho? Finalmente he optado por comprarme una cámara con GPS. No quería depender de tener que acordarme de activar el GPS de montaña y no tengo Internet en el móvil, ni creo que lo contrate en la India, así que a riesgo de que la batería de la cámara se me vaya en un abrir y cerrar de ojos, he optado por la función fácil y cómoda. Para una cámara que me compro cada 7 años no va a ser la ruina. En otro post os hablo de la cámara que me he comprado: Panasonic Lumix TZ20.

UPDATE2: A petición de algunos de vosotros incluyo un link a un artículo que habla de una aplicación para incluir información GPS en las fotos sin subirlas a servicios como Panoramio. Aunque he de decir que la privacidad de las fotos en Panoramio se puede modificar, manteniéndolas privadas. La aplicación se llama GeoSetter y se descarga desde aquí. No  la he probado. Si alguien la prueba que comente como le ha ido.

Hoy enlazo a un post muy interesante de unos expertos profesionales del sector. Los chicos de Trabber nos dan algunos consejos para encontrar vuelos a buen precio.

consejos-para-encontrar-vuelos-baratos

Yo añadiría un consejo más: usa como buscador TRABBER www.trabber.com!

Todo lo bueno se acaba, o al menos tiene un punto y seguido, así que finalmente el viaje a Australia toca a su fin y llega el momento de volver a Barcelona. Tren desde Central al aeropuerto (15 AU$ y 15 minutos de trayecto) y una vez hecho el check-in y pasado el control de seguridad de rigor, me seleccionan para un segundo control de seguridad, de forma aleatoria. Cacheo y recogida de muestras del interior del equipaje de mano para detectar explosivos y una vez superados los trámites le hago el comentario a la policia que me ha “seleccionado” de que soy muy afortunado y siempre me toca, a lo que me dice que debe ser porque viajo mucho…buen regate, pero yo que tenía tiempo y ganas de cachondeo le digo que tengo una teoría diferente al respecto pero que se la comento en otro momento y ahí se quedó el tema con una medio sonrisa de la policia.

En la puerta de embarque nos dicen que el vuelo saldrá con retraso de al menos una hora y que si necesitamos información adicional nos dirijamos al personal de tierra, así que en vista de que mi conexión en Singapur es de sólo dos horas voy a preguntar que pasará con la conexión pero me dicen que con tanta antelación ( el vuelo es de 8 horas ) no pueden saber más. Ya comenté en otro post al respecto de los problemas técnicos que eran la causa del retraso.

La conexión en Singapur sin problemas, pero con margen justito, aunque dio para contestar algún correo. Para que quede claro: en el próximo viaje no me voy a tatuar el logo del viaje para no perderlo. Se agradece la sugerencia pero va contra mis principios, si tienes tatuajes no puedes donar sangre ni entrar a un balneario en Japón.

Llegada a Londres, 14 horas más tarde, a bordo de un A380, sí, de los de Rolls Royce. Comodísimo, el espacio entre asientos mayor que en otros aviones, el Boeing 747 que me llevó de Sydney a Singapur, por ejemplo. La pantalla personal de entretenimiento, permite conectar tu propio ordenador o móvil por USB o Wifi, aunque en este vuelo el Wifi no estaba habilitado, así como consultar tu correo y navegar,… eso sí con un coste, por vuelo, que no encontré especificado. La verdad es un tema que había oído que se estaba estudiando pero pensaba que quedaba aún lejos.

En Londres la temperatura de -6ºC por lo que el paseo en autobús para coger el avión a Barcelona, fue fresquito y pisando nieve a la entrada y salida del bus. El vuelo tardo media hora más en salir por problemas de mantenimiento del avión agravados por el clima. Por fortuna despegamos mientras empezaba a nevar, porque cuando llegamos a Barcelona nos dijeron que Heathrow se había cerrado.

Y eso me iba a resultar un inconveniente porque mi maleta se quedó allí o en Singapur, por las conexiones tan cortas en ambos casos. Reclamación en Iberia y a cruzar los dedos para que no tarde mucho en llegar. Como update al avance de las tecnologías en la reclamación de maletas, ahora te dan un número que permite comprobar en Internet el estado de la reclamación. Y el caso curioso de una pareja de Londres, que facturaron juntos y a uno le ha llegado la maleta y al otro no.

Hasta el próximo viaje

Las antípodas

Una de las gracias de ir a Australia, era llegar a las antípodas, pero no va a ser posible. Básicamente porque están en  medio del oceano Pacífico, a mucha distancia al este de Nueva Zelanda.

Para quien tenga curiosidad, esta es la ubicación de las antípodas de mi casa:

http://maps.google.com/maps?ll=-41.488504,-177.97081

Para calcular las vuestras, consultad vuestra dirección en Google Maps y quedaros con el parámetro ll de la URL.

Luego cambiad de signo la longitud  y restadle 180 a la latitud que da como resultado -41.488504 y -177.97081 respectivamente en mi caso.

Hubiera sido divertido conocer a quien viviera allí, sería la persona más alejada de mi en el mundo, pero seguro que hubiéramos descubierto un montón de cosas en común.

El segundo día en Tokyo fue de mucha calor, cielo nublado pero un  bochorno importante, y la ruta elegida resultó no mejorar la situación. La idea era visitar los jardines del Palacio del Emperador pero resultó que estaban cerrados al público al igual que el museo de arte, por lo que me pegué una pateada considerable sin mucha cosa destacable que ver, el Memorial de la Segunda Guerra Mundial y poco más.

Ya casi al mediodía llegué a la  zona de Ginza que es como la quinta avenida de Manhattan,  con todas las grandes marcas. Por cierto, que estoy viendo más Zara’s en Tokyo de los que recuerdo en Barcelona. Estuve viendo una tienda de electrónica como previo a visitar el Sony Building y Leica.

En Sony probé una cámara que hace fotos en 3D pero no fui capaz de hacer ninguna foto con los mensajes en japonés, no las había visto en Barcelona, cuestan 35000 Yens (315€ aprox.). La propia Sony no recomienda comprar productos japoneses a turistas de occidente, así que me quedé con las ganas de jubilar mi vieja Sony, de momento…

Y para acabar el día fui al Museo de la Publicidad de Tokyo donde me enteré del porque de los exquisitos modales de los japoneses. Pero eso se merece un post aparte.

Y por la noche, estuve en la zona del hotel, que es zona de ocio, cenando en un restaurante de tempura donde tuve más pequeños platos en la mesa a la vez que nunca, y todos servían para algo.

Piss Alley Bar - Albatross

Piss Alley Bar - Albatross

Y después de cenar me fui a dar una vuelta por la zona llena de bares, clubs(de todo tipo), discotecas(con entrada de 90€) y me encontré con unos callejones que llaman el barrio Koreano o el Piss Alley(callejón de los meados), que son bares amontonados uno al lado del otro y cada uno no tiene más de dos metros de fachada. La foto es de uno de ellos y está hecha desde la puerta con lo que veis el ancho y el largo del local. Cabían 7 personas una al lado de la otra muy juntitas de largo y alguna más debajo del hueco de la escalera porque tenía tres plantas. También había un bar con decoración flamenca con pintoresca clientela. Y en la puerta de ese bar conocí a un par de japoneses y un par de americanos que me invitaron a donde he estado esta tarde, que ya os avanzo que ha sido divertidísimo, aunque en general todo el día ha sido marcadamente ‘freak’.