Tag Archive: Galicia


Último día de viaje y carretera hacia Finisterre (Fisterra en gallego). Y por supuesto no estaría un viaje a Galicia completo sin lluvia así que el último día empezó mojado, pero apenas unos kilómetros. El Sr.TomTom se despista con las nuevas carreteras y entre unas cosas y otras acabamos bordeando la costa y pasando por muchos pueblecitos de la Costa da Morte. Al final dos horitas para llegar desde Santiago a Fisterra entre la carretera, las obras y la niebla que nos acompañó gran parte del camino.
El Km 0 está en el fin del mundo

El Km 0 está en el fin del mundo

A la llegada al faro de Finisterre realmente la sensación, por la niebla, era de haber llegado al fin del mundo. Y si no era aquello no andaba lejos porque no se veía nada a bien pocos metros de la costa aunque al poco rato se deshizo la niebla.

El faro de Finisterre

El faro de Finisterre

Me sorprendió la tradición de los peregrinos de quemar allí sus calcetines u otra prenda de ropa. La verdad que quemar los calcetines debe ser más ecológico que lavarlos después de semejante caminata.

En el fin del mundo

En el fin del mundo

 

Y más allá del faro y al borde del acantilado, había un japonés vestido con un traje tradicional, sombrero de paja y bandera japonesa que estaba grabándose a sí mismo mientras soltaba una perorata de impresión, con una lata de cerveza en la mano, a falta de sake.

Un japonés en Finisterre

Un japonés en Finisterre

La comida en el puerto de Fisterra para olvidar: arroz pasado, un trozo de estropajo por allí, el pulpo durísimo, la lechuga de la ensalada sin lavar y un pelo en el helado del postre. El restaurante se llamaba A Piedra do Rei, pasad de largo, cualquier otro sitio no puede ser peor.
 
Haciendo tiempo para la hora del vuelo, paseo por Noia, junto a la ria que a estas alturas ya no sorprende demasiado.

Momento cómico en el aeropuerto cuando en la sala de espera para embarcar llega una chica que llevaba puestas 5 camisetas y 3 pantalones. Los enseñó haciendo un video con su compañera de viaje. Había necesitado hacer espacio en la maleta no para que le cabiera en el medidor de Ryanair sino para hacer sitio a 3 panes y 1 queso. Supongo que es la decisión acertada porque comerse los panes allí no hubiera sido tan fácil y los calores de la digestión hubieran sido los mismos.

Y Ryanair que no para de buscar nuevos sistemas para incrementar sus ingresos, anuncia nada más despegar los cigarrillos “Smokeless”, que se pueden utilizar en el avión, ya que no necesitan encenderse, solo se inhalan, tienen la misma nicotina que un cigarrillo normal y se pueden usar tres veces. La ciencia avanza que es una barbaridad…pero creo que no siempre hacia adelante.

Y el acabose, Lotería Ryanair de rasca y gana, más que un vuelo esto empieza a parecer una reunión de ventas de todo tipo de artículos. Parece que hay que ingeniarselas para mejorar los resultados de la empresa y cualquier cosa sirve. ¿A qué legislación estarán acogidos? Mmmmm….

El siguiente producto que anuncian es una guía de viaje de Barcelona que además de información de interés sobre la ciudad y descuentos por un valor, según dicen, de más de 100€, por lo que más que una guía de viaje es ¡una inversión oiga!

Y después tarjetas de móviles, más que si nos descuidamos nos montan una reunión de tuppersex…

Y finalmente llegada a Barcelona, a recoger el equipaje y para casita que mañana toca trabajar.

En resumen un viaje muy especial, que espero tenga siguientes ediciones…Italia, el Danubio quizás… Ha sido divertido después de 8 años viviendo fuera de casa pasar toda una semana con mis padres teniendo más tiempo para hablar y compartir historias y anécdotas entre mariscada y mariscada a lo largo de 1385km de carretera y otros tantos a pie.

De vuelta a casa

De vuelta a casa

Puesto que en los días anteriores no habíamos podido visitar la catedral, porque coincidímos siempre con misa, nos acercamos por la mañana para verla con calma. Además del tradicional abrazo al Apóstol, que muchos peregrinos han convertido en el beso al Apóstol (las autoridades sanitarias deberían tomar cartas en el asunto aunque me extraña que la iglesia católica no lo haya hecho ya), pudimos ver la puerta Xacobea(cerrada), el botafumeiro (que parece más grande por la tele, debía ser el de diario, no el de las grandes ocasiones) y numerosas imágenes, entre otras la de la Virgen de Montserrat.

Botafumeiro de la catedral

Botafumeiro de la catedral

La siguiente visita fue a la Isla de La Toja. Francamente un tanto decepcionante, pues como anunciaba la guía toda la isla está urbanizada y poco queda para visitar. Como curiosa la capilla recubierta íntegramente por conchas de vieira. El descubrimiento de la isla por lo visto se debe a un burro moribundo al que su amo llevó a la isla a morir. Cuando su amo volvió para enterrarlo se lo encontró no sólo recuperado sino también rejuvenecido. Así que el año que viene cumplo 32.

Capilla de la isla de la Toja

Capilla de la isla de la Toja

En un restaurante cercano nos explicaron la diferencia entre el pulpo a feira y el pulpo a la gallega, que hasta entonces pensábamos era la mismo, pero no. El pulpo a feira lleva pimentón dulce, aceite y patata, el pulpo a la gallega lleva una ajada que además lleva aceite, pimentón dulce y patata, pero claro… con ajo. Se parece pero no es lo mismo.

Vista de la Isla de la Toja

Vista de la Isla de la Toja

Y como no podía ser de otra manera, por la carretera de circuncisión, llegamos a Vilagarcia de Arousa. Y como os digo una cosa os digo la otra, si hablo con el que puso el pueblo en la guía de viaje puede haber hondonadas de hostias. Se nota que no era un profesional, su concepto, y recordemos que el concepto es lo más importante, de pueblo de interés turístico deja mucho que desear o eso o iba puestísimo cuando salió del pueblo. Al menos podían haber puesto una estatua de Manquiña en algún sitio u organizar carreras de planeadoras para los turistas, para aprovechar el know-how.

Después de la cinematográfica decepción, la siguiente parada era totalmente literaria, Iria Flavia, marquesado del que era titular Don Camilo José Cela. La visita guiada de la fundación costaba 5€ y te regalan un libro. Además de esto, el cementerio es digno de visitar, no es tan pintoresco como los de Letonia pero también tiene su encanto.

Estatua de Cela en Padrón

Estatua de Cela en Padrón

Y relacionado con el anterior pueblo y haciendo frontera se encuentra Padrón, de donde además de Cela era natural Rosalía de Castro. En el paseo junto al rio hay sendas estatuas de cada uno de ellos en los extremos, es como si se miraran frente a frente. Y por supuesto, por todas partes vendedoras de los famosos pimientos del Padrón, que como todo el mundo sabe unos pican y otros non…

La mañana empieza en la Torre de Hércules, el faro en funcionamiento más antiguo del mundo (siglo I). La Torre fue construida originalmente en tiempos de los romanos y restaurada en repetidas ocasiones para su conservación añadiendo altura y una nueva estructura exterior.

No sin cierta resistencia, conseguí que todos subiéramos hasta lo más alto del faro.

Desde la cúspide de la Torre de Hércules

Desde la cúspide de la Torre de Hércules

Después paseo por la Ciudade Vella, que está llena de iglesias por todas partes. Cabe decir que en Galicia ser cura no es ningún chollo, en cualquier iglesia hay misa a todas horas, yo creo que hasta se solapan. Y lo más sorprendente es que están siempre llenas. Eso complica el visitarlas más después de la “bronca” del otro día.

Pausa para comer, y francamente, fue un atracón de carne como no me había pegado nunca: 10 tipos de carne de todo tipo, algunas muy poco hechas y deliciosas) y varias guarniciones (frijoles, harina de yuca, arroz, ensalada). Por si a alguien le interesa el restaurante se llama Rodicio.

Y con la barriga en sus límites máximos de dilatación camino hacia Santiago y tras instalarse en el hotel y reposar la comida, paseo por el centro de Santiago. Lo primero que sorprende es que hay nombres que se siguen recordando:

Generalísimo Error

Generalísimo Error

Y por supuesto visita obligada a la plaza del Obradoiro, donde también hay movimiento 15-M acampado, y que está rodeada por edificios impresionantes: el parador de los Reyes Católicos, el ayuntamiento y por supuesto la Catedral de Santiago de Compostela.

Catedral de Santiago de Compostela

Catedral de Santiago de Compostela

Como dato curioso, en algunas de las tiendas del centro urbano, las tiendas para protestar por la subida de la luz han decidido tener los escaparates apagados.

Salida hacia El Ferrol por el interior. Siguen sorprendiéndonos las hortensias que se ven en los jardines de muchísimas casas:  Supercoloridas y abundantes.

En Ferrol un paseo por su casco antiguo nos mantuvo ocupados toda la mañana. Y claro, habían empezado las Rebajas así que fue difícil resistirse a hacer alguna compra. Me contuve porque en breve iré a la India y eso sí que son rebajas…

El centro del Ferrol está lleno de casas con balcones cerrados y edificios clásicos.

Casas de balcones cerrados en el Ferrol

Casas de balcones cerrados en el Ferrol

Después de comer carretera de montaña hacia Cedeira, que tiene una playa larguísima y que merecería una parada, y de donde sale una carreterita hacia el Monasterio de San Andrés Teixidor.

Altar de la Iglesia de San Andrés de Teixidor

Altar de la Iglesia de San Andrés de Teixidor

Entre las diversas ofrendas el temario a las oposiciones del Sergas de algún opositor que habrá aprobado. A ver si BY y RM vienen a traer pronto los suyos.

Y de ahí a La Coruña, a descansar un rato al hotel, y luego a pasear por la ciudad antes de cenar. Se notaba que había empezado el fin de semana por la animación en las calles. La zona de tapeo y copas es enorme, va a lo largo de todo el casco antiguo, calles Franxa, Galera, Olmos y Estrella.

La Plaza de Maria Pita viene a ser el equivalente de la Plaza Real en Barcelona y la Plaza Mayor en Madrid: cuadrada, llena de restaurantes y arcos al alrededor.

Arcos alrededor de la Plaza Maria Pita

Arcos alrededor de la Plaza Maria Pita

En A Coruña también hay acampada de indignados.Una de las frases que más me gustaron decía:  “Me sobra un montón de mes al final de cada sueldo”

Segundo día de viaje que ha empezado rumbo a Ribadeo, último pueblo de Galicia antes de llegar a Asturias por la costa. La frontera interregional coincide con el rio Eo, que me imagino será el rio más corto del mundo al menos en cuanto a nombre se refiere, y un puente conecta ambas riberas.

Puente entre Galicia y Asturias

Puente entre Galicia y Asturias

Visitando una iglesia, una monjita nos ha soltado un sermón por interrumpir su “ejercicio de oración” y nos ha indicado que “esto no es un museo”. Bronca totalmente gratuita porque paseábamos en silencio por los pasillos laterales, y lejos de las dos personas más la monjita que estaban allí. Ha sido la primera vez que me pasa algo parecido…

Cerca de Ribadeo hay una Playa llamada “de las Catedrales” que  resulta espectacular por los majestuosos bloques de piedra que han sido excavados por el mar generando montañas que salen de la arena y alrededor de los cuales se puede caminar cuando la marea baja. Hemos dado un paseo por un camino que recorre el acantilado por su borde superior. Luego, mis padres han vuelto por el mismo camino que habíamos ido y yo he vuelto por el borde inferior. Me he remangado el pantalón largo y llevaba sandalias. A priori no había complicación, pero he llegado a una zona donde la marea ya había empezado a subir. Parecía que no había mucha profundidad pero al intentar pasar en una zona la arena se ha hundido y me he metido en el agua hasta la rodilla…. primer baño en el Mar Cantábrico, aunque sea involuntario. No estaba tan fria el agua como pensaba.

Playa de As Catedrales

Playa de As Catedrales

De ahí a Rubela, a comer. Importante parrillada de marisco …. y asustados de ver los churrascos que tenían en la parrilla y el ritmo al que salían.  Las raciones eran enormes!

Parrillada de Marisco

Parrillada de Marisco

Había que estirar las piernas después de semejante banquete y hemos ido a Monte Castelo donde hay un mirador desde el que se ve buena parte de la costa. También había unos cuantos caballos, alguno con las crines rapadas, y que se pegaban unas coces unos a otros que lo menos que apetecía era acercarse.

Mirador de Monte Castello

Mirador de Monte Castello

Después hemos ido a O Vicedo a ver las vistas de la ria a la entrada de la cual se encuentra. Tiene un puerto que es más grande que el pueblo en sí. Eso sí las casas del pueblo espectaculares.

Y para acabar el día paseo antes de cenar por las calles de Viveiro. Estaban engalonadas con blosones medievales porque el sábado celebran una cena medieval, recorriendo diferentes restaurantes del casco antiguo. A la salida de la cena, la marea había vuelto a bajar y toda la ria, que trascurre hasta el centro del pueblo, era transitable a pie a la altura del puente que la atraviesa.

Tras mucho tiempo de intentarlo hoy he salido de viaje con mis padres a Galicia. No es el viaje más exótico, ni el más largo pero es muy especial para mí por muchos motivos.

El vuelo con Ryan Air, ha ido como la seda. La maleta facturada ha llegado y las no facturadas han podido subir al avión sin pagar el impuesto revolucionario de 40€. No deja de ser curioso ver a un montón de pasajeros delante del mostrador de facturación con sus maletas abiertas, moviendo cosas de una maleta a otra, o haciendo espacio para el bolso de mano.

El coche de alquiler ha sido una grata sorpresa, un BMW Serie 1, que rueda genial cuando aprendes como se pone en marcha. Te indica la marcha que has de poner de las seis que tiene, lo cual es útil si el coche que conduces habitualmente hace mucho más ruido y lo conduces de oído.

La primera parada del viaje ha sido Lugo. Hemos paseado por el núcleo antiguo de la ciudad, que está rodeado por murallas, de la época romana, y en bastante buen estado, incluso se puede caminar por encima a lo largo de toda la circumferencia.  La catedral y el barrio antiguo han completado el paseo.

Ayuntamiento de Lugo

Ayuntamiento de Lugo

Mondoñedo está de camino a la costa desde Lugo y hemos hecho una parada rápida para dar una vuelta por el pueblo y ver la Iglesia y la plaza del pueblo.

Rosetón de la Iglesia de Santa María en Mondoñedo

Rosetón de la Iglesia de Santa María en Mondoñedo

La última etapa ha sido Foz, en la costa cantábrica, donde teníamos el hotel. Hemos intentado caminar por el paseo marítimo pero hacia una ventolera importante y ha sido un micropaseo. Eso sí la zona estaba muy concurrida de gente que salía a dar su paseo diario anticolesterol.

Foz

Foz

Por  cierto, el calor no ha llegado todavía a Galicia. Los 35º de Barcelona, se han convertido en 16º en Lugo… traer toalla de playa ha sido una demostración de optimismo que sólo supera ZP.  Espero que mejore.