Tag Archive: Shanghai


Álbum fotos China

Por fin he acabado de resumir los álbumes de foto de China. Os adjunto los links, uno por cada ciudad visitada. Hacer click en el botón “Diaporama” para ver las fotos en pantalla completa.

Beijing

Hong Kong

Macao

Shanghai

Advertisements

Si el dia anterior llovía, el domingo diluviaba, así que como no se podía visitar mucho me fui para el mercado de las copias de nuevo ;-p que creía recordar aún quedaban artículos a la venta.

Edificio del mercado de las copias - Nanjing Rd 580

Edificio del mercado de las copias - Nanjing Rd 580

Me hizo gracia que había PenDrives de 880Gb de capacidad, más de lo que la página oficial del fabricante he visto que tenían, o sea, que las copias son más avanzadas que los originales. Le pedí a uno de los dependientes que quería probarlo y lo enchufó a un ordenador…. la de errores y problemas que le soltó hasta que reconoció el Pen Drive, eso sí, cuando lo reconoció indicaba la capacidad de 880Gb. Vamos fiabilidad total…

Segundo arrebato de compras incluyendo visita al sastre del edificio para acortar los pantalones. De no hacerlo así el arreglo en España me iba a costar más que el pantalón y de vuelta al hotel a meter la compra en las maletas, en el propio vestíbulo, antes de salir para el aeropuerto hacia Tokyo en taxi y tren Maglev.

Tren Maglev

Tren Maglev

El tema de las compras hay que controlarlo porque os puedo decir que me fui para Tokyo con 2000 Yen en el bolsillo…tras tomarme un helado de Tiramisú en el aeropuerto de Shanghai.

Mañana lluviosa lo cual no era obstáculo para que la calle comercial estuviera llenísima de gente, y cada uno con su paraguas, la de ojos que debieron perderse esa mañana…

Era mi último día completo en Shanghai y me quedaban algunos lugares emblemáticos por ver así que me fui bien tempranito para Jan’in Temple. Al llegar veo una larga cola que acaba en las paredes del templo y pienso que es para sacar el ticket para visitar el templo, pero no, era para comprar Mooncakes, unos pastelitos típicos que son especialmente buenos los que se compran en templos y que se regalan las familias para celebrar la luna llena.

Yin'an temple

Yin'an temple

Tras visitar el templo me pongo a caminar hacia el Museo de Shanghai. Sólo hice un par de fotos por fuera y seguí, y empezó a llover con fuerza así que me refugié a hacer un tentempié en un Starbucks. Cuando aflojó me puse en marcha y al poco rato llegué al Mercado de las copias.

Me habían comentado que Hillary Clinton, tras una visita a Shanghai, había pedido su cierre y que se le había hecho caso. Nada más lejos de la realidad. Lo único que han hecho es poner cartelitos para pedir que se respeten los copyrights y trademarks, menudos son los chinos. ¡Qué iban a hacer con toda la producción!

Campaña informativa anti-piratería :-)

Campaña informativa anti-piratería 🙂

El mercado hay que decir no es un mercado callejero ni nada parecido, son las 5 primeras plantas de un edificio comercial en la calle principal de Shanghai, o sea, que ni se han molestado en esconderlo un poco.

Y dentro del mercado la locura, el precio inicial que te piden es 5 veces el que están dispuestos a cobrarte así que hay que negociar duramente. La verdad es que se llega a perder un poco la perspectiva y recuerdo no haberme comprado una camisa por una diferencia de un euro, sobre un total de  4 o 5, claro en porcentaje era mucho, pero en términos absolutos…

Si te paseabas por allí y escuchabas los regateos, la verdad era para partirse de la risa. Había un italiano gritando: “How long is it going to take?” (¿cuánto tiempo nos va a llevar), refiriéndose a que sabía que el chino al final aceptaría su precio y que simplemente estaba demorando el cierre de la compra.

Al principio uno empieza comprando con prudencia pero poco a poco cuando se van viendo los precios y que las telas son de buena calidad, pues arrea uno con todo y al final hasta con una maleta para meter todo lo que se ha comprado. Y había casos mucho peores, que seguro que pagaron sobrepeso en el avión.

Después de tan arduas negociaciones, y pasando por People Square y algunos de sus edificios relevantes:

People Square Park

People Square Park

 al hotel a ducharse y a cenar, en un restaurante italiano, el Tartufo, cerca del hotel, porque al que quería ir, M on the Bund, no me daban mesa hasta las 22h.

De ahí me fui para Hengshan Rd, a la zona de ocio nocturno, mucho más tranquilo que Hong Kong, pero con bastante movimiento también y acabé en un local grande con terraza al aire libre que se llamaba Viva Zapata y cuyo slogan era, en castellano, “Cada día es fiesta”. Allí fue donde me enteré via SMS del nacimiento del petit Gerard, felicidades OA!

Había noche de tequila gratis. Muy curioso el sistema de reparto, una gogo se subía a la barra con una botella y el quería beber se acercaba y la gogo desde la barra le soltaba un trago directo al gaznate. ¡Muy divertido el local!

Viva Zapata: free tequila

Viva Zapata: free tequila

Mi primera intención era ir a Hangzhou para amortizar los horarios de tren que tanto me había costado conseguir, claro, y porque las fotos que había visto de la ciudad y sus alrededores eran espectaculares. Pero no fue posible, no había billete hasta el día 15 de Septiembre ( era día 9 ), supongo que acaparados por tour operadores y agencias. No fue fácil averiguar que no había billete, las máquinas de autoservicio no tenían opción de inglés y el tren no salía en las pantallas, además los chinos se colaban en la cola y tuve que decirle a un par que yo estaba allí también esperando. Para la jeta que le echan, cuando les dices algo enseguida te hacen caso.

Así que me fui a la Expo. Mi idea era ir en barco y hacer crucero por el río, incluido en la entrada. Cogí un taxi para que me llevara al muelle y nada más subir lo para la policia para ponerle una multa por cruzarse 4 carriles de la calle para ir a donde yo estaba. Así que me bajo y cojo otro taxi que no me lleva a la entrada que yo le había dicho sino a otra en principio sólo para grupos. Así que en lugar de intentar rectificar, me fui para la puerta a ver si me dejaban pasar aunque fuera solo. No sólo me dejaron entrar, además me vendieron la entrada, porque tenían unas cuantas por allí, así que me salió redonda la jugada.

En el ferry, otra vez las turistas chinas pidiendome hacerse fotos conmigo. Allí iba también la china más entrañable que he conocido en todo el viaje, una señora china muy mayor, la típica abuelita, bajita, un poco encorvada pero que se reía mucho y me hice una foto con ella. Todo había sido por gestos, así que cuando acábamos de hacernos la foto y me mira y me dice con una vocecita: “Where are you from?”, os juro que me quedé alucinado, casi me caigo de la sorpresa inicial, y después me dio la risa y le contesté.

"Where are you from?"

"Where are you from?"

Si en cualquier evento de este tipo las colas son ingentes, en China aún más, no son 1500 millones por que sí. Cuatro horas de espera para el pabellón de Japón, dos largas en el de Alemania y al de China sólo se entraba con reserva.

Cola para entrar al pabellón de Japón

Cola para entrar al pabellón de Japón

Así que vi el pabellón de las regiones de China, donde no había cola y que estaba muy bien:

Pabellón de las provincias chinas

Pabellón de las provincias chinas

 el de India, Malasia, Taiwan, Naciones Unidas, Nueva Zelanda y el de Australia, donde me coló una persona de la organización justo cuando empezaba a llover:

Opera House en el pabellón de Australia

Opera House en el pabellón de Australia

Además del pabellón de España también había una zona de Urban Best Practices, donde Barcelona, Bilbao y Madrid tenían su zona de exposición. El de Madrid era un pabellón completo,…. ni por esas organizan unas olimpíadas.

De vuelta cogí también el barco para volver al hotel, porque era la opción que me dejaba más cerca. Alguna foto más cayó pero el movimiento del barco no ayudaba a que salieran bien así que os habéis librado de medio centenar de fotos.

Bund desde el rio Huangpi

Bund desde el rio Huangpi

Qibao si es una zona de la ciudad en la que sigue habiendo edificios típicamente chinos, aunque restaurados eso sí, pero las calles son estrechas y cada casa no es una tienda para turistas, sólo 2 de cada 3 y la otra es un museo o una exposición:

Qibao

Qibao

Destacaban sobretodo los puestos de comida que tenían un olor muy intenso y particular, no era desagradable pero sí que muy penetrante.

Puestos de comida callejeros

Puestos de comida callejeros

De ahí fui a ver el templo mayor de la ciudad, Longhua, que además tiene una pagoda altísima fuera. Tradicionalmente las pagodas es donde se guardaban los objetos sagrados de culto, no acabo de entender lo de tener la Pagoda fuera de los muros del templo.

Templo y pagoda Longhua

Templo y pagoda Longhua

Paseo por los alrededores del estadio olímpico, que sólo tiene 80.000 localidades, o sea, más pequeño que el Camp Nou, y eso que es nuevo, y por la zona de Hengshan Rd, donde se concentran las embajadas y los bares de copas ( sucede lo mismo en Beijing, ¿que conclusión se puede sacar del personal diplomático? ).

Aprovechando que anochece pronto, sobre las 7, me fui a hacer una sesión de fotos del Pudong de noche, desde el Bund:

Vista nocturna del Pudong

Vista nocturna del Pudong

 y del propio Bund:

Vista nocturna del Bund

Vista nocturna del Bund

y después fui a cenar al restaurante Barbarrosa, donde había estado algún dia anterior. Estuvo bien la cena, la mayoría de platos eran de influencia árabe.

Cena árabe en Barbarossa

Cena árabe en Barbarossa

El segundo día en Shanghai hice un itinerario por la concesión francesa, que además es donde están varios edificios históricos del comunismo chino, como la sede del Partido Comunista de China o las residencias de sus primeros dirigentes. También hay varios parques llenos de jubilados chinos haciendo todo tipo de actividades, desde taichi, hasta grupos de señoras ensayando coreografías o grupos jugando al majong y otros juegos chinos:

Las "yaya chicho"

Las "yaya chicho"

El barrio tiene muchas tiendas de nivel, pero también hay zonas residenciales más o menos humildes donde los bloques se agrupan en torno a una entrada única dentro de la cual hay diversas calles, casi como un ghetto. En la foto espero que se entienda mejor:

Zona residencial china

Zona residencial china

De ahí me fui a lo que la guía anunciaba como antigua ciudad china. Por el camino, varios mercados de antigüedades y animales e insectos y un templo budista activo en el que estaban cantando salmos tanto monjes como creyentes. En general, los salmos eran muy repetitivos y daba impresión escuchar a tanta gente cantando a coro. Ni me atreví a hacerles una foto.

Buda, Sunlight y Moonlight

Buda, Sunlight y Moonlight

La supuesta antigua ciudad china, resultó ser una especie de reconstrucción tipo Disney, que acogía un montón de tiendas de souvenirs, ropa, cuadros, joyas y cualquier cosa que a un turista le pueda interesar.

Antique Chinese City

Antique Chinese City

 En la zona había también un templo que no visité (Temple of City God) y los Yuyan Gardens:

Yuyuan Gardens

Yuyuan Gardens

Como todavía era pronto y en la ciudad todo cierra pronto me fui a la Expo, con la entrada de noche. La impresión es que está sobredimensionado de manera exagerada. La Expo tiene 13 entradas y en la entrada que usé había al menos 45 puertas de acceso, cada una con su detector de metales y cinta de rayos X con su docena de chinos. Cierto es que ahora la afluencia es la tercera parte de lo que era al principio, 200K en lugar de 600K, pero aún así el despliegue ha sido colosal. Lo que sí hay que decir es que los de seguridad se lo tomaron muy en serio. Viendo mi bolsa por el monitor, me pidieron que sacara el mini trípode de la cámara y la libreta, la cual además hojearon ( ahí creo que se pasaron ). 

Ya en la Expo visité algunos pabellones en los que no había cola y me fui para el pabellón de España, que es de los que más visitas recibe, pero en la que enseñando el pasaporte pasabas sin cola. Los/as azafatos/as estaban super aburridos y en cuanto veían un español iban a hablar contigo y explicarte mil historias, sobretodo lo hartos que estaban de la mala educación de los chinos. También hablaban del enchufismo para trabajar allí, ya que no todo el mundo hablaba chino como era obligatorio inicialmente.

La principal atracción de nuestro pabellón, Miguelín, está moribundo,. Cada vez se le mueven menos articulaciones, ya sólo mueve la cabeza y parpadea, e incluso se le ha llegado a salir alguna parte de la estructura con el consiguiente efecto macabro, pero que ya se ha reparado.

Miguelín

Miguelín

Hay que decir que en el pabellón de Japón se exhibía un robot que tocaba el violín… vamos casi lo mismito que Miguelín, que por cierto, dicen que ha sacado los ojitos de Zapatero…

Y por supuesto, como no podía ser de otra manera, después visité el soberbio pabellón de Polonia. Fue un gustazo porque me permitió revivir el fabuloso viaje que hicimos allí hace unos años junto con MB, mi polish abogada favorita, aunque me haya “quitado” mi antiguo apelativo. Eso si, la comida polaca del pabellón, donde cené, no tenía nada que ver con los suculentos manjares que comimos por todo el país. Servían una especie de rollitos de primavera con carne, entre otras cosas, a las que llamaban “Sauerkraut con setas envuelto en crepes” …. y ni siquiera tenían cerveza con jarabe de frambuesa.

Sauerkraut with mushrooms wrapped in crepes :-)

Sauerkraut with mushrooms wrapped in crepes 🙂

Shanghai tiene dos aeropuertos, mi vuelo desde  Hong Kong llegó al nuevo, en el Pudong. Este aeropuerto está conectado a la ciudad además de por metro, mediante un tren rápido, el Maglev, que alcanza velocidades de 420Km/h. El trayecto dura unos 8 minutos con lo que la velocidad punta no la mantiene más de dos o tres minutos. A pesar de que funciona por levitación se nota un cierto traqueteo.

Después de dejar la maleta en el hotel, me fui a dar un paseo por la zona del Bund que estaba a dos manzanas. El Bund es donde se concentran los edificios de más solera de la ciudad, el Bank of China, Aduanas, Hotel Peace y es la orilla oeste del rio:

Edificio del HSBC Bank en el Bund

Edificio del HSBC Bank en el Bund

Al otro lado del rio esta el Pudong, donde están la mayoría de nuevos rascacielos de la ciudad.

Pudong

Pudong

Dando ese paseo por el Bund conocí a un profesor de arte chino, Jiang, que me habló de los proyectos que hacia con sus alumnos y me llevó a visitar su galería donde tenían unos cuadro impresionantes pintados con técnicas muy elaboradas que iban desde pintar con los dedos a diversos tipos de pincel. Me transcribió mi nombre al chino y compré unas láminas muy bonitas que vendían. Un tipo muy educado y que sabía mucho. Reanimó mis ganas de aprender a dibujar.

De ahí y a través del Sightseeing Tunnel, una atracción freak para turistas que te permite cruzar el río, llegué al Pudong.  Allí subí al edificio más alto de la ciudad y que era el más alto del mundo hasta el año 2010, el Shangai World Financial Center de 492m de altura: http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_tallest_buildings_and_structures_in_the_world

Después de unas cuantas fotos desde el edificio…

Vista nocturna del Bund desde el SWFC

Vista nocturna del Bund desde el SWFC

…y por los alrededores, Perla de Oriente y Jin Mao Building,…

Pudong y Huangpi River desde SWFC

Pudong y Huangpi River desde SWFC

… me fui a cenar por la zona de Nanjing Road que es una calle peatonal y comercial, como Portal del Angel en Barcelona pero mucho más larga.

De las fotos nocturnas os diré que la concentración de edificios y su iluminación es tan alta que para que las fotos salieran bien había que reducir la exposición para que las fotos no tuvieran efectos de saturación.